• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las nuevas rutas en defensa de la vida y la dignidad prevén encontrarse en Tunja, Boyacá, y continuar rumbo a Bogotá.

Las nuevas rutas en defensa de la vida y la dignidad prevén encontrarse en Tunja, Boyacá, y continuar rumbo a Bogotá. | Foto: @jonathancongres

Publicado 13 julio 2020


Blogs



Las rutas Libertadora y Comunera se articulan en defensa de la vida, los territorios, los derechos y la soberanía.

Este lunes organizaciones, comunidades y personas de distintas regiones de Colombia iniciaron dos nuevas rutas de la Marcha por la Dignidad, iniciada el pasado 25 de junio.

LEA TAMBIÉN:

Marcha por la Dignidad llega a Bogotá para denunciar asesinatos

La denominada Ruta Libertadora salió desde Gibraltar, municipio de Toledo, departamento Norte de Santander (noreste), en tanto que la Ruta Comunera lo hizo desde Barrancabermeja, en Santander (centro-norte).

Los dos grupos de caminantes por la vida y la dignidad se encontrarán en la ciudad de Tunja, cabecera del departamento Boyacá (centro) para continuar rumbo a Bogotá (capital), donde prevén llegar el próximo 20 de julio.

Los caminantes exhortan a los ciudadanos a unirse en torno a un grupo de exigencias dirigidas al Gobierno nacional, entre ellas, que se brinden garantías a la vida y a la dignidad de todos los colombianos y, en particular, a los líderes sociales.

La semana anterior, el senador Iván Cepeda Castro dio a conocer que desde la firma de los Acuerdos de Paz, en noviembre de 2016, han sido asesinados al menos 450 líderes sociales  y 215 excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

También demandan la protección de los territorios de la explotación de las empresas multinacionales que se apropian de las riquezas en beneficio propio y contaminan los suelos, el agua y el aire, con lo cual ponen en peligro la existencia de las futuras generaciones.

Por otra parte, reclaman que se protejan los derechos básicos de los ciudadanos frente al acceso de a la salud, la educación, el transporte, la vivienda, incluso el aire y el agua, y de que se respete la soberanía nacional, en el entendido de que el Gobierno del presidente Iván Duque autorizó en medio de la pandemia la llegada al país de una brigada militar de Estados Unidos con el supuesto objetivo de asistir en la lucha contra el narcotráfico.

La Marcha por la Dignidad arribó el 10 de julio pasado a la capital colombiana tras haber recorrido unos 400 kiómetros durante 16 días de caminata en que contribuyeron a sembrar la semilla de la lucha por una vida digna en Colombia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.