• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El asesinato de líderes sociales se ha convertido en un problema de derechos humanos en Colombia, sobre todo luego de la firma de los Acuerdos de Paz den 2016.

El asesinato de líderes sociales se ha convertido en un problema de derechos humanos en Colombia, sobre todo luego de la firma de los Acuerdos de Paz den 2016. | Foto: EFE

Publicado 3 junio 2020 (Hace 7 horas 43 minutos)



Blogs



Adolfo Múnera fue trabajador de Coca-Cola en Barranquilla y directivo del sindicato de la empresa, organización de la fueron asesinados nueve empleados.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU falló el pasado 19 de mayo en contra del Estado colombiano por no investigar a los responsables del homicidio del sindicalista Adolfo Múnera, ocurrido en Barranquilla en agosto de 2002.

LEA TAMBIÉN 

Investigan crimen de joven en Colombia, golpeado por la policía

Según publican este miércoles medios locales, el fallo asevera que el Estado violó el artículo 2, párrafo 3 y el 6, párrafo 1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Además, reconoció que en la región Caribe “se produjeron numerosos casos de asesinatos de sindicalistas” durante el período en que Múnera fue asesinado.

Asimismo, el Comité destaca que “se debía sospechar la existencia de uno o más autores intelectuales, los cuales no han sido investigados ni sancionados por las autoridades judiciales colombianas”.

Por su parte, el representante de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, Alberto Brunori, dijo en la conferencia de prensa que anunció esta decisión que este dictamen pone fin a una larga lucha por la justicia en el caso.

Al respecto, el presidente del Comité de Solidaridad de Presos Políticos y uno de los abogados que llevó este caso, Franklin Castañeda, dice que esta decisión “termina siendo una especie de llamado al Estado colombiano para que en casos similares la justicia no se quede solamente en los autores materiales, sino que tenga que investigar sobre los autores intelectuales”.

También señaló que si bien el Estado colombiano reconoció que el asesinato de Múnera tuvo motivos políticos, “no investigó a los presuntos patrocinadores del crimen, entre ellos, la eventual responsabilidad de multinacional Coca-Cola que había sido denunciada públicamente por vínculos con grupos paramilitares”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.