• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Miembros del Partido de la U detenidos por corrupción impulsan a familiares para adquirir puestos en el Senado y la Cámara.

Miembros del Partido de la U detenidos por corrupción impulsan a familiares para adquirir puestos en el Senado y la Cámara. | Foto: EFE

Publicado 7 marzo 2018

El abstencionismo podría repetirse como en las legislativas de 2014 debido a la falta de credibilidad del Congreso percibida por los colombianos.

Colombia celebrará el 11 de marzo elecciones legislativas inmersas en un clima político marcado por la violencia contra los líderes sociales y activistas por los derechos humanos.

A su vez, el abstencionismo en estos comicios podría repetirse como en las legislativas de 2014 porque las funciones del Congreso no son asumidas por los colombianos como relevantes dado que impera en el país un "régimen presidencialista" , dijo el experto en temas electorales, Diego Cediel, en entrevista con el medio digital Publimetro

                                 Congreso de Colombia. Fuente: EFE

"En términos de procedimiento legislativo, lo que un Congreso le da a un presidente es una de las facultades necesarias en un régimen presidencialista: la gobernabilidad. Esa es la capacidad institucional que tiene el presidente de la República para persuadir y llevar a cabo con sus recursos y figura el proyecto político", afirmó Celis. 

style="color:#c0392b;">Acusados de corrupción impulsan a sus familiares en legislativas

Varios senadores buscarán perpetuarse en el Congreso a través del respaldo de familiares. 

Los casos más polémicos son el de Bernardo Miguel Elías "El Ñoño" Vidal y Musa Besaile, ambos del Partido de la U, detenidos e investigados por su presunta participación en el entramado de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht.

Vidal tiene a su hermano Julio Alberto buscando un puesto en la Cámara y Besaile a su hermano Jhonny que persigue un curul en el Senado. Ambos avalados por el partido de la U, que impulsó la candidatura del expresidente Álvaro Uribe y luego las del actual mandatario Juan Manuel Santos. 

Por su parte, el jefe del Partido Conservador, Hernán Andrade, investigado por el presunto pago de dinero a magistrados para resultar favorecido en procesos o frenar órdenes de captura, tiene a su hermana Esperanza en la lista conservadora al Senado. 

La senadora uribista por el Centro Democrático, Thania Vega, respalda a su pareja, el coronel Alfonso Plazas. 

El partido de la U actualmente ostenta en el Congrego la mayoría parlamentaria con 21 senadores y 37 representantes, seguido del Centro Democrático (uribismo) con 21 senadores y 19 representantes, mientras que el partido Cambio Radical, cuyos miembros fueron salpicados por escándalos judiciales, cuenta con 9 senadores y 16 representantes.

Los liberales apuestan por mantener su fuerza parlamentaria de 17 senadores y 39 representantes igual que los conservadores que tienen 18 senadores y 27 representantes.

¿Qué se hace ante la corrupción y compra de votos?

La Comisión de Política Criminal Electoral anunció en enero un plan estratégico para la transparencia en las elecciones legislativas.

El ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, explicó que los candidatos inscritos pero inhabilitados serán investigados y aseguró que en los comicios del 11 de marzo "todas las autoridades estarán vigilantes para fabricar el respeto a los topes electorales".

Esta estrategia responde a la ley 1864 de 2017 que ordena al Estado colombiano aplicar una pedagogía electoral para respetar el derecho de los colombianos a ser elegidos o votar por sus representantes de forma transparente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.