• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Miembros de las comunidades contrarias a la erradicación forzada de hoja de coca han sido detenidas y baleadas por elementos del ejército.

Miembros de las comunidades contrarias a la erradicación forzada de hoja de coca han sido detenidas y baleadas por elementos del ejército. | Foto: @RompeCerco

Publicado 8 agosto 2020


Blogs



Voces del Guayabero señaló que el reportero Fernando Montes Osorio ha recibido amenazas de muerte por parte del ejército.

Efectivos de las fuerzas militares colombianas han reprimido desde hace dos meses las protestas de cientos de campesinos en la vereda Tercer Milenio y Nueva Colombia de Vista Hermosa, en el departamento del Meta, para impedir la erradicación forzada de cultivos de coca.

LEA TAMBIÉN:

Dos años de Iván Duque: Asesinatos y desigualdad en Colombia

El medio Voces del Guayabero denunció agresiones de las fuerzas armadas a campesinos en la vereda Nueva Colombia, Vista Hermosa. Señala que el ejército tiene familias confinadas y les disparan. También reportan campesinos heridos.

La prensa campesina de Guayabero también denunció agresiones directas provenientes de miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega en medio del proceso de erradicación de cultivos, mientras el Estado permanece en silencio.

Voces del Guayabero señaló que el reportero Fernando Montes Osorio ha recibido amenazas de muerte por parte del ejército. El medio hace un llamado de alerta temprana a todas las instituciones del Estado para que garanticen el ejercicio periodístico en el lugar.

El periodista Fernando Montes Osorio, reportero gráfico de Voces del Guayabero, quien ha recibido amenazas de muerte por su trabajo periodístico, notificó que los militares le indicaron que "van a partirlo en pedacitos".

El pasado 30 de julio se reportó que Montes Osorio fue objeto de dos disparos de fusil: uno atravesó su cámara y el otro le voló dos dedos de una mano.

Osorio Montes, quien registró con su cámara duros choques entre los militares y la población campesina de la zona en medio de operativos de erradicación forzada de cultivos de coca, se recupera de una herida de bala que le destrozó dos dedos de la mano derecha el 4 de junio.

Aunque estas comunidades pertenecen administrativamente al Meta, se identifican como una región conformada por ambos lados del río Guayabero, frontera natural entre Meta, Caquetá y Guaviare. 

Desde julio pasado, organizaciones campesinas del sur del Meta tienen documentadas presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas por el Ejército desde el 26 de mayo . El comandante de la Fuerza de Tarea Omega dice no tener conocimiento de esos hechos.

La región es una zona histórica de fuerte presencia guerrillera durante el conflicto armado, donde hoy decenas de excombatientes de las FARC-EP  adelantan su tránsito a la legalidad, tras la firma del Acuerdo de Paz.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.