• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El llamado de la ciudadanía con este cacerolazo de fin de año fue llamado “Día de la indignación en Colombia”.

El llamado de la ciudadanía con este cacerolazo de fin de año fue llamado “Día de la indignación en Colombia”. | Foto: @jerojasrodrigue

Publicado 31 diciembre 2019





La convocatoria tomó mayor fuerza luego de que el presidente Iván Duque anunciara el aumento de salario mínimo mensual en un 6 por ciento, lo cual fue rechazado por los sindicatos colombianos.

Los colombianos tienen previsto este martes para la noche de fin de año, y la apertura del año 2020, un cacerolazo en rechazo a las políticas del gobierno del presidente Iván Duque, como parte de la ola de protestas que se vive en la nación suramericana desde hace más de un mes.

LEA TAMBIÉN:

Duque anuncia aumento de salario mínimo en Colombia para 2020

La convocatoria fue impulsada a través de su cuenta en la red social Twitter por la activista social Cielo Rusinque y el llamado de la ciudadanía es a comenzar un nuevo año con dignidad.

A esta iniciativa se han sumado varias personalidades del ámbito político colombiano como el senador Gustavo Bolívar, de la Lista de los Decentes, quien dijo, además, que el próximo 9 de abril del 2020 en la Plaza de Bolívar se construirá una obra de arte con cacerolas.

Mientras tanto, el también activista social y defensor de la paz Jorge Rojas llamó a los colombianos a protestar este 31 de diciembre como “día de la indignación en Colombia”, y que se manifiesten para expresar su desacuerdo con la controvertida reforma tributaria aprobada por el gobierno a finales de este año, así como contra violación de derechos humanos y los asesinatos de líderes sociales.

Igualmente, los manifestantes deploran el aumento de salario mínimo promovido por Duque para 2020 al considerarlo insuficiente, ya que el alza fue del 6 por ciento, alcanzando la cifra de 980 mil 657 pesos (unos 280 dólares), sin llegar al millón de pesos solicitados por las centrales sindicales para suplir las necesidades reales de las familias colombianas.

Además, piden que se implemente el acuerdo de paz alcanzado en 2016 entre el Estado y la exguerrilla FARC-EP.

El objetivo de este nuevo cacerolazo es demostrar que el paro en Colombia no ha terminado y que aún persisten las inconformidades con varias políticas del gobierno de Iván Duque.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.