• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los diálogos entre el Gobierno colombiano y el ELN están suspendidos desde 2017, cuando el presidente Santos se levantó de la mesa de conversación.

Los diálogos entre el Gobierno colombiano y el ELN están suspendidos desde 2017, cuando el presidente Santos se levantó de la mesa de conversación. | Foto: @CancilleriaEc

Publicado 7 marzo 2018

El bombardeo al campamento del ELN aleja la reanudación de las conversaciones de paz en Quito.

Al menos diez insurgentes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia fallecieron este martes 6 de marzo tras un bombardeo de las fuerzas militares colombianas.

De acuerdo al portal kienyke en lo que va del año se han registrado 195 neutralizaciones y 34 muertes en operaciones militares contra el ELN.

Este ataque contra el ELN ocurre poco después del anuncio del cese al fuego unilateral del 9 al 13 marzo, declarado por el grupo insurgente ante las elecciones legislativas del próximo domingo.

Asimismo, el ELN propuso al Gobierno de Juan Manuel Santos "fijar una fecha de inicio del quinto ciclo de conversaciones" y que ambas delegaciones regresen a Quito, capital de Ecuador.

Sin embargo, el Gobierno no ha dado respuesta para la reanudación de los diálogos de paz ni ha anunciado que se unirá al cese al fuego decretado por la insurgencia.

Los diálogos entre ELN y Gobierno

La mesa de conversación en Quito con el ELN está suspendida desde el pasado 10 de enero por orden del presidente Juan Manuel Santos, bajo el argumento de acciones armadas por parte del grupo insurgente, que dejaron cinco militares muertos.

Como consecuencia el cese al fuego bilateral que terminó que el 9 de enero no fue prolongado durante el quinto ciclo de diálogo, como estaba planeado.

A raíz de esto, el ELN anunció un paro armado en todo el país entre el 10 y 13 de febrero, en protesta contra el terrorismo de Estado, la persecución de líderes sociales y para exigir que continúe el quinto ciclo de diálogo.

Violencia electoral

En entrevista para teleSUR el analista colombiano, Carlos Medina Gallego indicó que desde la firma del acuerdo de paz en La Habana entre el Gobierno y la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) han sido asesinados alrededor de 205 líderes sociales.

La campaña política para las elecciones legislativas del domingo 11 de marzo han estado marcadas por la violencia, de acuerdo al reciente informe de la Misión de Observación Electoral (Moe), el cual señaló que en 170 municipios hay riesgo de atentados.

El documento destacó que a pesar del cese al fuego unilateral del ELN por los comicios legislativos los riesgos no disminuyen por falta de compromiso del Estado colombiano.

Medina Gallego indicó que los índices de violencia registrados en la campaña electoral son una muestra de las faltas de garantías por parte del Estado Colombiano y representa una amenaza para la construcción de un nuevo modelo político en el país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.