• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El análisis gira en torno a cuatro temas identificados como prioritarios por las organizaciones de mujeres y otros actores relevantes.

El análisis gira en torno a cuatro temas identificados como prioritarios por las organizaciones de mujeres y otros actores relevantes. | Foto: Reuters (Foto Referencial)

Publicado 7 diciembre 2019





El análisis cuantitativo compara los niveles generales de implementación del acuerdo con las estipulaciones relacionadas con el enfoque de género.

Un análisis internacional sobre los avances y desafíos en la implementación de las estipulaciones del Acuerdo de Paz en Colombia reveló un déficit de perspectiva de género desde que en 2016 fue firmado el convenio entre el Gobierno y las FARC-EP.

LEA TAMBIÉN:

Miles de chilenas protestan contra abusos de Carabineros

El análisis cuantitativo compara los niveles generales de implementación del acuerdo con las estipulaciones relacionadas con el enfoque de género. Esta metodología deja en claro que existe una brecha entre una y otra.

La ONU y el Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame, especializado en estudios de paz, indicaron que de los 130 compromisos con perspectiva de género del acuerdo de paz, el 42 por ciento aún no han empezado a implementarse, mientras que esa cifra desciende al 27 por ciento en el conjunto de medidas.

Los dos organismos revelaron en el informe "Hacia la paz sostenible por el camino de la igualdad de género", publicado este sábado, un déficit entre aquellas medidas que tienen un enfoque específico de género y las generales.

Además, de las iniciativas que se iniciaron solo el 17 por ciento de las relacionadas con género se completaron en tanto que al hablar de las generales esta cifra sube al 25, según pudo constatar el Instituto Kroc al comparar cuantitativamente los datos del Plan Marco de Implementación (PMI) del Gobierno con los 130 compromisos de género.

De hecho, un total de 28 de los compromisos que según el PMI deberían completarse en 2019 no se habían comenzado a ejecutar a menos de un mes de terminar el año, destaca el estudio.

El análisis gira en torno a cuatro temas identificados como prioritarios por las organizaciones de mujeres y otros actores relevantes: 

Transformación territorial, reforma rural integral y sustitución de cultivos por uso ilícito; garantías de seguridad para líderes sociales y defensores de derechos humanos de hombres y mujeres; reincorporación de miembros de las FARC-EP, donde el papel de la mujer ha sido crucial en los procesos de reconciliación comunitaria y reconstrucción del tejido social.

Además el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repitición, que incluye un enfoque de género institucional que se basa en la participación efectiva de las mujeres.

El informe destaca que las instituciones que conforman el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparaciones y No Repetición incluyen la paridad como un principio rector de su estructura institucional.

Se ha incorporado metodologías que permiten la inclusión de enfoques de género y étnicos en la colección. y análisis de información. Asimismo, se han diseñado e implementado mecanismos para promover la participación de mujeres, individuos LGBT y comunidades étnicas.}

Para elaborar el informe, segundo desde la firma del acuerdo para dar seguimiento a su implementación, la ONU y el Instituto Kroc contaron con el apoyo de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), la Unión Europea, la embajada de Suecia y Cáritas Colombia, entre otras instituciones y organismos.

Beatriz Quintero, de la Red Nacional de Mujeres, cree que todavía falta mucho recorrido “porque aunque el Acuerdo de Paz está diseñado para 15 años, ya llevamos tres y creo que hay que acelerar para que el impacto sea más evidente en la vida de las mujeres colombianas y de verdad si cambien las condiciones”.

Sin embargo, Beatriz explica que el Acuerdo de Paz de Colombia ha sido muy valorado en el mundo por el enfoque de género.

“Eso no solo es novedoso, también le da sostenibilidad y es tan sencillo como que las mujeres somos la mitad de la población, entonces si hay un acuerdo de paz en que se olvide de la mitad de la población, pues tiene dos patas cojas en una mesa de cuatro”, indicó en un reporte del diario El Colombiano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.