• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Representantes de municipalidades de Cochabamba han sido detenidos por llevar alimentos a sectores vulnerables del territorio.

Representantes de municipalidades de Cochabamba han sido detenidos por llevar alimentos a sectores vulnerables del territorio. | Foto: EFE

Publicado 22 abril 2020


Blogs



Los trabajadores de Cochabamba expusieron, ante organismos internacionales, las irregularidades cometidas por el Gobierno de facto con el pretexto de la lucha contra la Covid-19.

Dirigentes cocaleros del Trópico de Cochabamba en Bolivia acudieron ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh)  para presentar denuncias formales por violaciones de Derechos Humanos que comete el Gobierno de facto.

LEA TAMBIÉN

Médicos bolivianos denuncian inseguridad para combatir Covid-19

Las alegaciones de los denunciantes están relacionadas con la actuación del Ejecutivo liderado por la presidenta de facto Jeanine Áñez, cuyos representantes y autoridades vulneran los derechos fundamentales en su desempeño ante la pandemia, según expresan las comunidades de Cochabamba. 

"Estamos enviando la denuncia contra el Gobierno central ante instancias internacionales, por la extrema vulneración de derechos en la región y en Bolivia", manifestó Andrónico Rodríguez, vicepresidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba.

“La cuarentena se aguanta con alimento y no con amedrentamiento. La ayuda solidaria desde el tópico de Cochabamba es precisamente para que nuestros hermanos no estén saliendo con hambre a las calles”, dijo a su vez Rodríguez, como respuesta a la justificación gubernamental para el procesamiento judicial de funcionarios de Cochabamba.

Según los dirigentes cocaleros, el Gobierno de facto ha judicializado la lucha contra la Covid-19, persiguiendo a autoridades de Cochabamba por llevar alimentos a las comunidades más necesitadas, como ocurrió en días recientes en el Municipio de Villa Tunari.

 

La alcaldesa del municipio de Shinahota, Matilde Campos, planteó que, en su demarcación, el Gobierno de facto prohibió abastecer de combustible a cualquier tipo de vehículo, incluyendo las ambulancias, con el consiguiente efecto negativo que tiene tal medida para la respuesta a la pandemia.

“En estos momentos los surtidores no están autorizados ni para cargar a las ambulancias. Los piscicultores y otros productores tampoco pueden trabajar ni trasladar sus productos”, señaló.

Según el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Trópico, Asterio Romero, los productores de ese territorio continuarán llevando alimentos y, sobre todo, fruta a los sectores más necesitados del país.

“En esta cuarentena la gente necesita comer y si no tienen alimentos se van a desesperar”, dijo Romero.

Esta región es considerada un bastión del Movimiento al Socialismo, por el apoyo que sus habitantes brindan a esa fuerza política y a su líder, el expresidente Evo Morales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.