• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Con medidas de seguridad que incluyen paneles plásticos y mayor distancia se enfrentan los candidatos a la Vicepresidencia de EE.UU.

Con medidas de seguridad que incluyen paneles plásticos y mayor distancia se enfrentan los candidatos a la Vicepresidencia de EE.UU. | Foto: EFE

Publicado 7 octubre 2020


Blogs



El único debate programado entre los candidatos a la Vicepresidencia de EE.UU. genera un interés mayor a lo habitual.

El actual vicepresidente de los Estados Unidos y candidato republicano, Mike Pence y la senadora y candidata demócrata, Kamala Harris, protagonizan este miércoles a las 21H00 (hora del Este, EE.UU) el único debate entre los candidatos a la Vicepresidencia de cara a las próximas elecciones del 3 de noviembre. 

LEA TAMBIÉN:

Donald Trump promueve teoría contra la senadora Kamala Harris

 

En teleSUR, recopilamos algunas de las ideas básicas que manejan ambos contendientes a la Vicepresidencia de Estados Unidos en asuntos de interés nacional

¿Quién es quién?

Kamala Harris, de 55 años, nació y creció en Oakland, California. De ascendencia indojamaiquina, Kamala se ha convertido en una de las mujeres más poderosas en el panorama político actual. De resultar vencedora su fórmula con Biden, Harris sería la primera mujer negra en la historia del país en asumir la Vicepresidencia.

Por su lado, Mike Pence, de 61 años, es abogado y exlocutor de radio. Fue congresista federal, gobernador de Indiana y busca la reelección junto a Donald Trump. Pence es el actual vicepresidente y se encuentra trabajando por la reelección. La reciente infección de Donald Trump con la Covid-19, ha fortalecido la discusión sobre la eficiencia de la gestión republicana sobre la pandemia.

 

Sobre la reforma del sistema de salud

Kamala Harris primero fue partidaria de "Medicare para todos", del senador Bernie Sanders, de Vermont. Con posterioridad, retrocedió su apoyo y presentó su propio plan, el cual pedía la transición a un programa administrado por el Gobierno durante 10 años, pero con participación de aseguradoras privadas. Sin embargo, ahora le corresponde respaldar a Biden y su propuesta de reforzar la Ley del cuidado de salud a bajo precio y crear una opción pública sobre ella.

Mike Pence, como Donald Trump, no tiene un plan de salud propio creíble. Pence hace parte de la administración que interpuso una demanda judicial para impedir la ejecución del Obamacare, la ley de salud aprobada a instancias del expresidente demócrata.

 

Historial de Harris como fiscal y de Pence como vicepresidente

Como fiscal del Distrito de San Francisco en 2004, Kamala Harris enfureció a la Policía al negarse a buscar la pena de muerte para un miembro de una pandilla que había disparado contra un oficial. En 2014, indignó a los progresistas como fiscal general del Estado al apelar contra el fallo de un juez de que la pena de muerte era inconstitucional.

En 2015, no apoyó los esfuerzos para garantizar que los incidentes de fuerza letal policial en California se investigaran de forma independiente, o que todos los agentes debían usar cámaras corporales. Harris ha apoyado de manera más reciente la legalización de la marihuana a nivel nacional, algo a lo que se opone Biden. No obstante, los críticos señalan que su oficina de San Francisco supervisó más de 1.900 condenas por cannabis.
 
El republicano Pence, como jefe de la fuerza de tareas de la Casa Blanca contra el coronavirus, se verá presionado a defender la respuesta del Gobierno a una pandemia que ha ocasionado el fallecimiento de más de 200.000 personas en Estados Unidos. Asimismo, tiene que respaldar la actitud del propio mandatario durante el fin de semana último en el episodio de la enfermedad y cura por Covid-19.

De igual manera, el actual vicepresidente tendrá que dar explicaciones por haber forzado el cierre de fronteras, en contra del criterio de expertos de los Centros de Control de Enfermedades.

El racismo y la violencia en protestas

La senadora Kamala Harris dedicó buena parte de su discurso en la Convención Demócrata, cuando aceptó la candidatura a la Vicepresidencia, a hablar del racismo en Estados Unidos. Sobre el tema apuntó: "es un virus para el que no hay vacuna" y dijo que es producto de un racismo estructural que abarca la salud, la educación, el sistema penal y la violencia policial, entre otros.

"Tenemos que hacer ese trabajo, por George Floyd, Breonna Taylor", agregó Harris. Asimismo, considera que Biden es el presidente que puede unir a todos las minorías en Estados Unidos, comenzando por los negros.

Por su parte, Pence ha tratado de replantear el debate sobre el racismo como un ataque a la Policía y ha criticado a los jugadores de baloncesto que se arrodillan durante el himno nacional en protesta por el racismo imperante en Estados Unidos. Es, al igual que Trump, un firme defensor de la política de la "ley y el orden", comprendida como que "su administración es lo único que previene el caos en las calles de Estados Unidos".

 

La migración

Al igual que todos los demás contendientes demócratas de 2020, Harris, hija de inmigrantes, se comprometió a ofrecer un camino hacia la ciudadanía a los millones de inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos. 

Por ese motivo apoyó la despenalización de los cruces fronterizos de inmigrantes indocumentados y la provisión de atención médica financiada por los contribuyentes para quienes cruzan la frontera sin papeles. En una audiencia en el Senado de 2018, Harris llegó a establecer paralelismos entre el Ku Klux Klan y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Como Trump, Mike Pence rechaza la migración a Estados Unidos y en este mandato ha intentado convertir a los países de Centroamérica en "tercer país seguro". Ello ha sido un intento por detener las olas de migrantes hacia el norte. Le han criticado que el cierre de fronteras en marzo, con el pretexto de la Covid-19, fue en realidad para detener la migración.

El debate en sí mismo

El debate será notorio en otro aspecto, ya que por primera vez una mujer no blanca subirá al escenario del debate vicepresidencial. Ello permitirá observar el contraste entre Harris, una californiana e hija de inmigrantes indios y jamaicanos, y Pence, un expresentador de programas de entrevistas, blanco y evangélico de Indiana.

El reciente anuncio de la enfermedad y recuperación súbitas de Donald Trump de la Covid-19, también adiciona interés al debate, pues los candidatos presidenciales superan los 70 años. Los candidatos a la Vicepresidencia son los posibles sucesores en un escenario donde aquellos, cualquiera que sea el resultado de las elecciones de noviembre, no puedan gobernar.

Se espera mucho de Harris en el debate, debido a su historial como antigua fiscal y ser una hábil interlocutora que debatió con frecuencia durante su propia campaña por la candidatura demócrata. No obstante, también enfrenta el mismo doble estándar que afrontan las mujeres contendientes con respecto al tono cuando realizan ataques fuertes.

Mike Pence, de bajo perfil, es subestimado como contendiente en los debates. Hace cuatro años, se le consideró con amplitud como ganador del debate vicepresidencial con el senador de Virginia, Tim Kaine. En aquel momento, Pence detuvo de manera hábil los ataques de Kaine contra Trump y lanzó los suyos contra Hillary Clinton.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.