• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cientos de manifestantes irrumpieron en el Parlamento de Hong Kong este lunes en el marco del 22° aniversario del retorno de esa excolonia británica a China.

Cientos de manifestantes irrumpieron en el Parlamento de Hong Kong este lunes en el marco del 22° aniversario del retorno de esa excolonia británica a China. | Foto: Reuters

Publicado 2 julio 2019

"Beijing insta a Londres a que sopese las consecuencias de su proceder erróneo, y que deje de inmiscuirse en los asuntos de Hong Kong y China en cualquier forma", dijo el portavoz de la Cancillería, Geng Shuang.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, informó este martes que el país asiático se opone firmemente a la intromisión de otras naciones en los asuntos de Hong Kong.

LEA TAMBIÉN:

Gobierno de Hong Kong suspende polémica ley de extradición

También condenó las protestas realizadas este lunes por cientos de manifestantes hasta la sede del Parlamento asiático, para manifestar en contra de la celebración del 22° aniversario del retorno de esa excolonia británica a China, y expresó que estos actos violento constituyeron una “seria violación del imperio de la ley y puso en peligro el orden social”.

Shuang expresó que apoya firmemente que el Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (Raehk), se haga cargo en conformidad con la ley, de los incidentes que se dieron durante la protesta. 

También remarcó que Hong Kong es una región administrativa especial de China, y que los asuntos de Hong Kong son puramente asuntos internos de Beijing. Sentimos "una fuerte insatisfacción y una oposición resuelta" a las críticas hechas por los países occidentales.

Estas aseveraciones responden a las declaraciones hechas por el ministro de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, quien condenó “la violencia de parte de ambos lados”, pero indicó que “China necesita cumplir con los compromisos que asumió cuando recuperó a Hong Kong para permitir que las libertades no se disfrutaran en China continental, incluida la libertad de protestar”.

Por su parte, la Unión Europea pidió el lunes moderación y diálogo. Estas declaraciones se suman a las hechas por Estados Unidos que expresó estar “gravemente preocupado por las enmiendas propuestas a la ley de extradición de Hong Kong”.

En este sentido, Beijing instó a Reino Unido a recordar que desde 1997 Hong Kong es asunto interno de la República Popular China (RPCh), por lo tanto,  pidió a Londres sopesar las consecuencias de sus declaraciones sobre los sucesos que se desarrollan en Hong Kong.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.