• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Manifestantes radicales vandalizan la estación de la Universidad MTR durante una protesta en la Universidad China de Hong Kong.

Manifestantes radicales vandalizan la estación de la Universidad MTR durante una protesta en la Universidad China de Hong Kong. | Foto: Reuters

Publicado 13 noviembre 2019



La policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma cuando los manifestantes de la Universidad China de Hong Kong iniciaron incendios y lanzaron bombas de gasolina.

China exigió una vez más a Estados Unidos y Reino Unidos a no interferir en los asuntos internos de Hong Kong, en momentos en los cuales la violencia de grupos radicales escaló desde lunes pasado, lo que obligó  a las autoridades locales de la isla a suspender clases.

 

LEA TAMBIÉN:

Policía hongkonesa cancela protestas autorizadas tras disturbios

"Nos oponemos firmemente a cualquier intento de proporcionar plataformas para las fuerzas de independencia de Hong Kong", resaltó.

En su tradicional rueda de prensa en Beijing,  acusó a Estados Unidos pretende socavar la estabilidad y prosperidad de Hong Kong, así como obstaculizar el desarrollo nacional con una ley sobre ese territorio, sumido desde hace cinco meses en una crisis.
 

El portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang."Necesito enfatizar que los asuntos de Hong Kong son puramente asuntos internos de China. Ningún gobierno, organización o individuo extranjero tiene derecho a interferir. 

El Congreso estadounidense se empeña en desconocer los crímenes perpetrados por los manifestantes en la región administrativa especial, como el vandalismo e incendios contra propiedades, y ataques a inocentes.

"Quiero enfatizar nuevamente que los sucesos en Hong Kong no tienen nada que ver con derechos humanos o democracia. Se necesita poner fin a la violencia y el caos, restaurar el orden y el imperio de la ley", indicó.

Por otra parte, el Gobierno de Hong Kong anunció que todas las escuelas, incluidos los jardines de infantes, estarán cerradas mañana jueves, luego de la intensificación de los actos violentos en la ciudad protagonizadas por manifestantes radicales.

Durante la noche, la policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma cuando los manifestantes de la Universidad China de Hong Kong iniciaron incendios y lanzaron bombas de gasolina.

Unas 250 sucursales bancarias cerraron sus puertas este miércoles después de que un grupo de manifestantes reventasen los cristales de una céntrica oficina del banco estatal chino Banco de Comunicaciones y destrozasen también el mobiliario del interior.

El Departamento de Trabajo solicitó flexibilidad con los empleados que lleguen tarde, pues la ciudad está semiparalizada desde el lunes, especialmente en el horario pico de la mañana.

Grupos de manifestantes destruyeron la mayoría de las estaciones ferroviarias, obstruyeron las vías férreas y levantaron barricadas en las avenidas más concurridas, lo cual dificulta el desplazamiento de las personas.

Desde el viernes la región administrativa especial vio una radicalización de las protestas que comenzaron hace cinco meses en rechazo a una ley de extradición -oficialmente eliminada- y el lunes fue uno de los peores días de la crisis con disparos y quemaduras a un hombre.

Por otra parte, el portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado (el Ejecutivo chino) Yang Guang exigió que no se permita que la violencia "siembre el caos" en Hong Kong, y que "no triunfen las conspiraciones antichinas" de los manifestantes.

El portavoz gubernamental mostró "fuerte indignación" al condenar el suceso "inhumano" en el que un manifestante prendió fuego a un hombre de 57 años que había afeado a varios jóvenes su actitud durante las protestas.

Hong Kong, una antigua colonia británica que regresó al dominio chino en 1997, se ha visto afectada por manifestaciones generalizadas desde principios de junio. La isla opera como un territorio semiautónomo bajo el principio de “un país, dos sistemas”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.