• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Lam insistió en que la conducta hostil no conducirá a ninguna salida y solo exacerbará más la agitación reinante.

Lam insistió en que la conducta hostil no conducirá a ninguna salida y solo exacerbará más la agitación reinante. | Foto: Reuters

Publicado 15 octubre 2019

"He dicho en muchas ocasiones que la violencia no nos dará la solución. La violencia sólo engendraría más violencia", precisó la jefe ejecutiva de Hong Kong.

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, denunció este martes que la violencia en la isla toca niveles donde está bajo amenaza la vida y seguridad de ciudadanos y funcionarios públicos, al pedir apoyo a los esfuerzos gubernamentales para contrarrestarla.

LEA TAMBIÉN:

Policía de Hong Kong detiene a decenas de manifestantes

"Es totalmente irresponsable e infundado” sugerir que el territorio semiautónomo chino se está convirtiendo en un estado policial, mientras su gobierno trata de resolver unas protestas que duran ya cinco meses, manifestó en su tradicional rueda de prensa.

"He dicho en muchas ocasiones que la violencia no nos dará la solución. La violencia sólo engendraría más violencia", precisó.

"Hacer concesiones simplemente por la escalada de la violencia sólo empeorará la situación. Por otro lado, debemos considerar todos los medios para poner fin a la violencia", agregó.

El creciente uso de bombas caseras, los ataques mortíferos contra las fuerzas del orden y la prensa obliga a su administración a endurecer las medidas que permitan devolver la tranquilidad al territorio chino lo antes posible, explicó.

Lam insistió en que la conducta hostil no conducirá a ninguna salida y solo exacerbará más la agitación reinante en la región administrativa especial desde junio pasado, tras deplorar la continua destrucción de negocios y edificios públicos por parte de los manifestantes radicales. 

La gobernante detalló que al atacar ciertos bancos, instituciones, tiendas, cafeterías y restaurantes, los manifestantes intentan silenciar a las personas que tienen puntos de vista diferentes y no tienen en cuenta la libertad de expresión, la seguridad y los derechos de otros residentes.

Lam, consideró que “no es factible un debate sobre el sufragio universal” para la elección del máximo cargo local, una de las demandas de los manifestantes.

Por otra parte, la policía dijo el lunes que detonó un artefacto explosivo de fabricación casera y a control remoto que buscaba “matar o herir” a agentes antimotines que se desplegaron por la ciudad ante la violencia del fin de semana. 

El dispositivo estalló cerca de un auto policial, pero no causó heridos, agregaron las autoridades, luego que el fin de semana pasado las manifestaciones terminaron en enfrentamientos con la policía, vandalismo y lanzamiento de gas lacrimógeno.

Las manifestaciones en Hong Kong empezaron en junio pasado por una polémica ley de extradición que fue cancelada meses después por la administración local, pero las protestas siguieron con mayor violencia, por lo cual se han impuesto varias restricciones.

China, que mantiene la soberanía sobre el territorio hongkonés, ha responsabilizado directamente a Estados Unidos por apoyar "fuerzas externas" en las protestas que califica de "acciones violentas" e intenta crear un movimiento separatista.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.