• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Sobre el proceso constitucional previsto para el 26 de abril, el 72 por ciento de los entrevistados opinó que el país necesita una nueva Carta Magna.

Sobre el proceso constitucional previsto para el 26 de abril, el 72 por ciento de los entrevistados opinó que el país necesita una nueva Carta Magna. | Foto: TN8

Publicado 6 enero 2020





Un 78 por ciento de los encuestados desaprueba el gabinete del presidente chileno, cifra que se ha mantenido desde el estallido social contra las políticas gubernamentales el pasado 18 de octubre.

De acuerdo con la encuesta realizada por Plaza Pública de la consultora Cadem, al inicio de este 2020, la desaprobación a la gestión de presidente de ChileSebastián Piñera, se mantiene en 80 por ciento. 

LEA TAMBIÉN:

Continúa represión a protestas contra Piñera en Chile

El sondeo, que se llevó a cabo en los primeros días del 2020, da cuenta de un aumento de dos puntos porcentuales respecto a la semana anterior.

Por su parte, la aprobación del gabinete apenas alcanza el 15 por ciento, mientras que un 78 por ciento lo desaprueba, resultados que se han mantenido relativamente desde el estallido social contra las políticas gubernamentales el pasado 18 de octubre y se ha mantenido hasta la fecha.

Sobre el proceso constitucional previsto para el 26 de abril, el 72 por ciento de los entrevistados opinó que el país necesita una nueva Carta Magna, frente a un 20 por ciento que se manifestó en contra y un 8 por ciento que declaró no saber.

La actual Constitución chilena se erigió sobre los cimientos de la dictadura de Augusto Pinochet, por lo que la confección de una nueva es uno de los principales reclamos de los movimientos populares en la nación latinoamericana.

Respecto a su contenido, un 92 por ciento de los encuestados exige que el nuevo texto garantice los derechos sociales de la población.

Entre tanto, el 83 por ciento vota porque Chile pase a ser un Estado plurinacional, en el que se reconozca a los pueblos originarios. Además, el 68 por ciento pide que el poder se comparta de una forma más igualitaria entre el presidente y el Parlamento.

En lo referente al papel del Estado, un 65 por ciento respalda que este participe directamente de las actividades que incidan en necesidades públicas, reduciendo así el espacio de particulares. También un 52 por ciento está a favor de que se establezca un sistema legislativo en el que todas las leyes se aprueben con con la mitad más uno de los votos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.