• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Manifestantes participan en una manifestación al Congreso chileno, en Valparaíso.

Manifestantes participan en una manifestación al Congreso chileno, en Valparaíso. | Foto: Reuters

Publicado 12 noviembre 2019





Las organizaciones cívicas y sociales en parto desde este martes desean participar en forma directa en la creación de la Constitución.

Chile vive un "movimiento constituyente", luego que el pueblo exige participar en forma directa en la construcción de la nueva Constitución en rechazo a la intención del presidente Sebastián Piñera de cambiar la Carta Magna a tráves de la vía legislativa con el Congreso en funciones.

LEA TAMBIÉN:

Comisión de Constitución de Chile aprueba fórmula de plebiscito

Si bien el Gobierno de Piñera esta de acuerdo en un proceso para avanzar hacia una nueva Carta Fundamental a través de un Congreso Constituyente y con plebiscito ratificatorio, las organizaciones cívicas y sociales desean participar en forma directa en la creación de la Constitución.

La diferencia fundamental estriba en que la ciudadania no desea votar por un texto que salga sin haberlos consultado porque ellos desean expresar que tipo de derechos deben incluir la nueva constitución y garantizar se respete su punto de vista en cada punto que se apruebe.

El Congreso Constituyente se podría conformar con legisladores de los partidos políticos con registro, lo que equivaldría a las mismas condiciones antes que estallará el movimiento hace 26 días en Chile, por lo que se reclama una Asamblea emanada del pueblo.

Explica Javier Couso: El Congreso Constituyente corresponde a un proceso en el que “el actual Congreso va a designar, de entre sus propios integrantes, un grupo que va a elaborar una Constitución en un periodo de 12 meses, para, eventualmente, ratificar a fines del próximo año la nueva Carta Magna.

En declaraciones a BioBio, el abogado constitucionalista sostuvo que “es bastante poco probable que estén las condicione para que hoy día se confíe que este Congreso pueda elaborar una Constitución sin elementos de participación ciudadana, tiene toda la legitimidad, pero fue elegido para otra cosa, para legislar”.

Por su parte, la Asamblea Constituyente se entiende usualmente como un grupo de personas que son elegidas específicamente para diseñar una nueva Constitución.

En general, se considera que los miembros del Congreso Nacional no pueden formar parte de la Asamblea Constituyente, y, al igual que el caso anterior, el texto debe ser ratificado vía plebiscito.

El proceso en cómo se va a desarrollar el nuevo texto fundamental será determinante en el curso que vayan a tomar el curso de las protestas en Chile, indicó Miriam Henríquez Viñas, profesora de Derecho Constitucional y Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Alberto Hurtado de Santiago.  

"La ciudadanía demanda un cambio por la vía de una Asamblea Constituyente con plebiscito ratificatorio, y el anuncio del gobierno, aunque aún no se sabe con exactitud, se refiere a una reforma constitucional por la vía del actual Congreso", señaló Henríque al sitio de la BBC en español.

Cambiar el texto de la actual constitución, que data de la dictadura del general Augusto Pinochet, no es el pedido de la ciudadanía sino hacer otra desde sus cimientos, ya que la anterior prevé limitaciones importantes en tanto a los derechos y su cumplimiento.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.