• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
De acuerdo con las declaraciones del funcionario, sus subalternos le mintieron al informarle que no existía ningún registro audiovisual del operativo.

De acuerdo con las declaraciones del funcionario, sus subalternos le mintieron al informarle que no existía ningún registro audiovisual del operativo. | Foto: Agencia Uno

Publicado 22 noviembre 2018

El general director de Carabineros de Chile, Hermes Soto, expuso ante el Congreso las supuestas razones detrás de la destrucción de la evidencia fílmica del asesinato del joven mapuche Camilo Catrillanca.

El general director de Carabineros de Chile, Hermes Soto, se presentó el pasado miércoles ante la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados para explicar las supuestas razones detrás de la destrucción de la tarjeta de memoria que contenía la grabación en video del asesinato del joven mapuche Camilo Catrillanca.

Ante legisladores, Soto explicó con detalles el procedimiento policial que se llevó a cabo la semana pasada en la comunidad mapuche de Temucuicui.

De acuerdo con las declaraciones del funcionario, sus subalternos le mintieron al informarle que no existía ningún registro audiovisual del operativo que pudiera tomarse como un elemento esclarecedor en la investigación del homicidio de Catrillanca, a quien le quitaron la vida tras un impacto de bala en la cabeza.

Sin embargo, posteriormente se reveló que uno de los carabineros que participó del operativo efectivamente grabó imágenes, pero las destruyó bajo el argumento de que la tarjeta de memoria también contenía almacenado un video íntimo con su pareja, según explicó Soto.

El funcionario policial relató que “se le consulta al funcionario dónde está la tarjeta de esa cámara y él señala en ese momento que la destruyó y no la tiene porque (...) había ahí imágenes que lo comprometían en lo personal y familiar y por eso lo destruyó".

El pasado sábado el Gobierno chileno informó que cuatro funcionarios de Carabineros, relacionados con la destrucción intencional de las evidencias, fueron dados de baja de la institución policial.

 

Asimismo, el jefe de Orden y Seguridad de la Araucanía, Mauro Vicctoriano y el prefecto de Fuerzas Especiales (grupo especializado dentro de Carabineros), Iván Contreras, presentaron sus renuncias por la responsabilidad de mando que les cabe en los hechos.

 

Camilo Catrillanca, de 24 años, es la víctima mapuche número 16 por parte del Estado de Chile desde la llegada de la democracia, en 1990. Fue asesinado durante un allanamiento a la comunidad mapuche de Temucuicui donde vivía junto a sus padres, su hija de 6 años y su esposa embarazada.

>>  ¿Por qué el Estado chileno persigue al pueblo Mapuche? 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.