• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La administración de Macron se ha empeñado en reprimir de forma violenta las manifestaciones de calle organizadas por los chalecos amarillos.

La administración de Macron se ha empeñado en reprimir de forma violenta las manifestaciones de calle organizadas por los chalecos amarillos. | Foto: Reuters

Publicado 1 mayo 2019

París vuelve a ser epicentro de un enfrentamiento entre miembros de la policía local y los manifestantes pertenecientes al movimiento de los chalecos amarillos.

Al menos 165 personas han sido detenidas este 1 de mayo en París durante un enfrentamiento entre los manifestantes pertenecientes a los chalecos amarillos y la policía local. Según las autoridades, a los detenidos se le confiscaron objetos prohibidos.  La Prefectura de París ha detallado que registraron a unos 9.000 ciudadanos en las zonas de la manifestación.

LEA TAMBIÉN: 

Francia desarticula banda que pretendía cometer un ataque

Unos 7.400 funcionarios policiales y militares fueron desplegados en la capital francesa, con el objetivo de interrumpir el flujo de la manifestación pacífica que se celebra este miércoles con el fin de conmemorar el Día Internacional del Trabajador.

En este sentido, el titular del Ministerio del Interior de Francia, Christophe Castaner, destacó que esta medida obedece a un plan de prevención ante los "1.000 a 2.000 activistas radicales" que se dieron cita en la manifestación del primero de mayo.

Asimismo, el gobierno de la capital francesa exhortó a los comerciantes de esta metrópolis a blindar sus negocios y a mantener las persianas abajo durante el desarrollo de la concentración de este miércoles.

La manifestación reivindicativa de los chalecos amarillos

Miles de manifestantes del movimiento chalecos amarillos realizan este miércoles una protesta en París con sindicatos y movimientos estudiantiles. La acción se da en el marco del Día Internacional de los Trabajadores.

Los chalecos amarillos se mantienen movilizados desde el pasado 17 de noviembre de 2018. Las protestas iniciaron en rechazo al alza en los precios de los combustibles y los impuestos, pero luego se extendieron contra las políticas del Gobierno de Emmanuel Macron. Ahora exigen reivindicaciones sociales y políticas.

Las protestas de los chalecos amarillos ocurren cada sábado y la anterior fue la número 24. Según cifras del ministerio del Interior hubo más de 5.500 manifestantes en la pasada jornada.

El pasado jueves, Macron anunció un conjunto de medidas como la rebaja en 5.000 millones de euros del impuesto sobre la renta y la revalorización de las pensiones. Sin embargo, los anuncios no fueron bien recibidos y los miembros de chalecos amarillos señalaron al presidente por no escuchar sus demandas.

En Ivry-sur-Seine (periferia de París), los chalecos amarillos indicaron que “no hay nada concreto” entre los anuncios de Macron, mientras que la militante Danièle el discurso de Macron “fue sólo teatro, no sentimos nada concreto, no hay casi nada que nos satisfaga”.

Además de bajar los impuestos y subir las pensiones, el presidente dijo estar dispuesto a reformar el sistema de referéndum ya existente, llamado Referendo de Iniciativa Compartida (RIP). No obstantes, rechazó el más directo Referéndum de Iniciativa Ciudadana (RIC), una de las demandas centrales de los chalecos amarillos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.