• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente ultraderechista de Brasil es conocido por ofender y atacar a las comunidades LGBTI y otras minorías.

El presidente ultraderechista de Brasil es conocido por ofender y atacar a las comunidades LGBTI y otras minorías. | Foto: Reuters

Publicado 4 marzo 2019

El desfile de este domingo en el sambódromo de Río de Janeiro convocó a luchar por la justicia, para acabar con la impunidad y la discriminación contra las minorías.  

Las fiestas de carnavales en Río de Janeiro iniciaron oficialmente este domingo con comparsas dedicadas a Xangó, una divinidad que representa a la Justicia. Algunas de las presentaciones estuvieron pintadas de naranja, en referencia al partido la Oragerie PSL del Gobierno del presidente ultradechista Jair Bolsonaro, como crítica a sus dichos ofensivos contra la comunidad LGTBI, negros y otras minorías

LEA TAMBIÉN:

Bolsonaro reivindica al exdictador paraguayo Alfredo Stroessner

Estos son los primeros carnavales que se celebran en Brasil desde la llegada al poder de Bolsonaro, y se posicionaron como un espacio para criticar a los miembros de su Gobierno y otros representantes del partido gobernante. 

Entre las consignas que corearon estaba "Ay, ay, ay, Bolsonaro es el carai.  | Foto: Ayuntamiento de Olinda

Entre los cuestionados estuvo el senador e hijo del presidente, Flavio Bolsonaro, cuyo asistente Fabricio Queiroz está siendo investigado por el Ministerio Público Federal (MPF) por transacciones atípicas que lo involucran. 

En Belo Horizonte, corearon la consigan "Azul o rosa, todo es igual", en referencia a la ministra de Derechos Humanos, de la Familia y de la Mujer, Damares Alves, quien aseguró poco después de asumir el cargo que ha llegado "una nueva era en Brasil", en la que "los niños visten de azul y las niñas de rosa". 

En Sao Paulo, otra comparsa llevó el tema "Destruyendo al fascismo", con la consigna "Doctor, yo no me equivoco, el Bolsonaro es miliciano". 

De acuerdo con una percusionista que participó en el desfile, Mónica Machado, se trata de un "acto de resistencia al opresivo nuevo Gobierno. 

Por su parte, Joao Marcos Marinho, de 57 años de edad y vestido de naranja, aseguró que el carnaval "es un momento para protestar y expresa tu opinión sin límites". 

La noche de este lunes continúan los desfiles de carnavales en Brasil y serán el miércoles cuando se conozca cuál de las escuelas de Río de Janeiro es la mejor del este año.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.