• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Abdullah había reclamado la victoria antes de que se contabilizaran las papeletas, al igual que el otro candidato, Ghani

Abdullah había reclamado la victoria antes de que se contabilizaran las papeletas, al igual que el otro candidato, Ghani | Foto: Reuters

Publicado 10 noviembre 2019

El resultado debía presentarse el 19 de octubre, pero el trabajo lento en la entrada de datos y la lucha contra el fraude electoral extenso retrasaron el anuncio.
 

El actual jefe del Ejecutivo y candidato a presidir nuevamente Afganistán, Abdullah Abdullah advirtió este domingo que no reconocerá el resultado de las elecciones del pasado septiembre, si no se detiene el recién iniciado escrutinio de los votos y auditoría de los mismos.

LEA TAMBIÉN:

Enviado de EE.UU. llega a Afganistán para reiniciar diálogos


El gobernante alega que el candidato opositor Ashraf Ghani está presionando para incluir unos 300.000 votos adicionales que no llegaron a través de dispositivos biométricos utilizados en encuestas y que afirma deben ser anulados.

"Como nuestros observadores no están presentes para observar el proceso (de recuento), entonces esos resultados no serán legítimos", advirtió Abdullah en una reunión con miles de sus partidarios en Kabul.

Por su parte, un importante líder de la campaña de Ashraf Ghani expresó a medios internacionales que el campamento de Abdullah teme el recuento porque perderían.


El equipo del candidato Abdullah ordenó el sábado a sus observadores boicotear el escrutinio iniciado esa jornada por la Comisión Electoral Independiente (EIC). Los resultados preliminares deberían anunciarse el 14 de noviembre próximo, cuando ha transcurrido más de un mes de celebrarse las elecciones del 28 de septiembre.

En este proceso solo se contabilizarán los 1,92 millones de votos verificados biométricamente y de ellos 86.000 fueron declarados nulos por la Comisión. Sin embargo el equipo de Abdullah afirma que los votos nulos superan los 300.000.

El actual gobierno busca detener el escrutinio y la auditoría hasta que la EIC se pronuncie sobre el tema. La entidad electoral planeó contabilizar y auditar los votos de más de 8.000 de los 26.000 colegios electorales en 33 provincias del país.

Medios locales señalan que los enfrentamientos pueden profundizar la crisis política en Afganistán después de las elecciones presidenciales del 28 de septiembre, cuestionadas por acusaciones de fraude.


Abdullah señaló que si el país entra en crisis, su equipo no se hace responsable y subrayó que sus "próximos pasos serán siempre pacíficos y dentro de la ley para defender los votos limpios de la gente". "No estamos a favor de la crisis, pero si el país entra en crisis, la responsabilidad recaerá sobre los hombros del equipo electoral del presidente Ashraf Ghani", añadió haciendo referencia a quien es considerado su principal rival de entre los 15 candidatos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.