• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Arreaza calificó como "pérdida de tiempo" el hecho de que el Grupo de Lima centre su atención en Venezuela.

Arreaza calificó como "pérdida de tiempo" el hecho de que el Grupo de Lima centre su atención en Venezuela. | Foto: Gobierno de Venezuela

Publicado 8 noviembre 2019

Las autoridades venezolanas han denunciado en varias oportunidades las actitudes injerencistas del denominado Grupo de Lima.

El canciller venezolano Jorge Arreaza rechazó este viernes la nueva declaración emitida por el Grupo de Lima, tras una reunión sostenida en Brasilia, capital brasileña.

LEA TAMBIÉN:

Fiscalía venezolana detecta nueva forma de narcotráfico

Las autoridades venezolanas han denunciado en varias oportunidades las actitudes injerencistas de sus integrantes: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay y Perú; asegurando que busca violentar la democracia al promover una salida inconstitucional del actual Administración.

Arreaza afirmó que esta reunión fue una "pérdida de tiempo", pues los representantes de las referidas naciones ignoran la realidad que viven sus respectivos pueblos, como las protestas masivas en Chile y Honduras; el asesinato de líderes y lideresas sociales en Colombia, el descontento popular en Brasil, entre otros.


 

En el documento desconocieron los logros alcanzados en la Mesa de Diálogo Nacional, entre el Gobierno presidido por Nicolás Maduro y varios sectores de oposición, llevada a cabo desde mediados de septiembre.

Los 23 puntos de la declaración contienen, en suma, acuerdos encaminados a arreciar las medidas de presión contra el presidente Maduro y el pueblo venezolano, en el marco del bloqueo ilegal impuesto por Estados Unidos (EE.UU.).

Protestas en Chile

Chile vive una de las peores crisis políticas de su historia, tras las protestas que se iniciaran debido al alza del precio en el pasaje del Metro, y que luego se sumó el descontento por las políticas de Piñera.

Los ciudadanos reclaman una serie de mejoras sociales que arrastran desde hace años, y piden la renuncia de un presidente que poco ha resuelto para garantizar los derechos de la población

Entre las demandas sociales se encuentran temas como salarios justos, pensiones dignas, atención médica y educación gratuita. Los chilenos también exigen una Asamblea Nacional Constituyente para cambiar su actual Carta Magna, que data de la dictadura de Augusto Pinochet. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.