• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La OIT propone la representación como un camino hacia el cierre de la brecha de género.

La OIT propone la representación como un camino hacia el cierre de la brecha de género. | Foto: EFE

Publicado 8 marzo 2019

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó un informe que demuestra que las mujeres la tienen más difícil en el campo laboral.

La brecha de género es una medida que precisa las diferencias entre hombres y mujeres en torno a un mismo indicador. La brecha de género o gender gap existe.

LEA TAMBIÉN: 
ONU establece como “esencial” el empoderamiento de la mujer

De acuerdo con el informe Un paso decisivo hacia la igualdad de género: Para un mejor futuro del trabajo para todos publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las mujeres aún lo tienen más difícil en el campo laboral.

De las personas que ejercen cargos directivos y de liderazgo, solo 27 por ciento son mujeres. De la muestra total, 70 por ciento de las mujeres quieren un trabajo remunerado, pero solo 45 por ciento lo consiguió para 2018.

La brecha de género respecto al tiempo dedicado al trabajo no remunerado (del hogar) esta generación podría nunca verla cerrada. Al ritmo actual se tardaría 209 años en cerrar la brecha: 4 horas con 25 minutos al día en las mujeres, contra 1 hora con 23 minutos diarios de los hombres.

 

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Barbie difundió la campaña Cierra la brecha de los sueños, en el que argumenta que una niña puede frenar sus aspiraciones a los 10 años de edad, cuando las expectativas de género quedan arraigadas.

"¿Qué es la brecha de sueños? Es la brecha que existe entre las niñas y su potencial. Desde los cinco años, las niñas dejan de creer que puedan ser astronautas, grandes pensadoras, ingenieras, directoras", explican magistralmente las niñas ante la cámara.

Para no esperar cientos de años y avanzar a pasos agigantados hacia el cierre de la brecha de género, la OIT plantea algunos caminos:

  • El camino de los derechos: Establecer leyes que definan igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en el campo laboral.
  • El camino de la protección social: La facilitación de recursos y protección social como política de Estado podría establecer un marco macroeconómico propicio para el desarrollo igualitario.
  • El camino de la participación: Impulsar el aprendizaje permanente y crear un entorno propicio y transformador.
  • El camino de la voz y la representación: Que cada vez más mujeres se vean representadas en espacios de liderazgo.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.