• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pese a la orden del juez una fuente vinculada al Partido de los Trabajadores indicó que el expresidente no se entregará este viernes a las autoridades y que presentará un habeas corpus.

Pese a la orden del juez una fuente vinculada al Partido de los Trabajadores indicó que el expresidente no se entregará este viernes a las autoridades y que presentará un habeas corpus. | Foto: Telesur

Publicado 6 abril 2018

El juez Sergio Moro le dio al expresidente Lula da Silva un plazo de 24 para entregarse a la Policía Federal.

El pueblo brasileño amaneció en las calles este viernes protestando en contra de la orden emitida por el juez Sérgio Moro, que dictamina que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva tiene hasta las 17H00 (hora local) de este viernes para entregarse a la Policía Federal de Curitiba (sur) para que cumpla una condena de 12 años y mes de prisión por supuesta corrupción.  

Esta orden ha desencadenado multitudinarias marchas desde el pasado jueves, las cuales se han focalizado en diversos estados de Brasil, las más destacadas hasta ahora se han dado en Paraná, Bahia, Natal, Rio Grande do Sul, Pará

Los manifestantes han trancado calles, avenidas, quemado cauchos y basura coreando consignas como "Lula Libre".

La decisión del juez Moro llega un día después de que el Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) rechazara el recurso de habeas corpus que el expresidente había solicitado para evitar ir a prisión mientras agota los recursos de que dispone para apelar su condena. 

>> PT convoca movilización en rechazo a orden de detención de Lula

Lula fue condenado por supuesta corrupción pasiva y lavado de dinero en un caso que involucra la cesión de un apartamento en un balneario del estado de Sao Paulo. El brasileño, que lidera las encuestas de intención de voto para las presidenciales, ha negado ser dueño del departamento y denuncia una persecución política que pretende evitar su participación en la contienda electoral. 

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) quedaría impedido de presentarse a cargos públicos al estar condenado por un tribunal colegiado.

Lula presidió Brasil en dos periodos entre 2003 y 2011, cuando dejó el poder con una aprobación de más de 80 por ciento.

>>  Movimientos sociales de Brasil se congregan en defensa de Lula


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.