• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El proceso de concesión transfiere los servicios de seguridad y mantenimiento al sector privado, a cambio de la explotación comercial de la zona y permite el cobro por derechos de admisión al área de reserva.

El proceso de concesión transfiere los servicios de seguridad y mantenimiento al sector privado, a cambio de la explotación comercial de la zona y permite el cobro por derechos de admisión al área de reserva. | Foto: Twitter: Ministerio de Medio Ambiente. Brasil

Publicado 12 enero 2021


Blogs



Con la concesión se transfieren los servicios de seguridad y mantenimiento de dos parques nacionales al sector privado.

El Gobierno de Jair Bolsonaro realizó, durante la jornada del lunes, una subasta para la concesión de dos parques nacionales, lo cual se traduce en la entrega de territorio natural para su manejo a empresas del sector privado en Brasil.

LEA TAMBIÉN: 

Se convierte tendencia en Brasil: "Renuncia" Bolsonaro

La información ofrecida por el Ministerio del Medio Ambiente brasileño, organismo encargado de la licitación, especifica que se trata de los parques Aparados da Serra y Serra Geral, ubicados en la frontera entre los estados sureños de Santa Catalina y Río Grande del Sur.

El Parque Aparados da Serra limita al sur y al norte con el Parque Serra Geral. Ambas unidades son administradas por el Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), una entidad autónoma vinculada a la cartera de Medio Ambiente del Gobierno brasileño. Juntos, los parques cubren un área aproximada de 30.400 hectareas.

El ganador de la licitación, el Grupo Construcap, presentó una oferta inicial por el equivalente de 3,74 millones de dólares por la concesión de ambas unidades.

La oferta mínima prevista en el aviso público fue por el equivalente de 131.000 dólares. Según el ministerio de Medio Ambiente, la propuesta de Construcap arrojó una prima de 2.700 por ciento.

El proceso de concesión transfiere los servicios de seguridad y mantenimiento al sector privado, a cambio de la explotación comercial de la zona, lo cual le permite cobrar derechos de admisión al área de reserva, tiendas de recuerdos, cafeterías, transporte interno de pasajeros, recorridos de navegación en los ríos, vuelos panorámicos en helicóptero, administración de centros de visitantes, senderos, sitios de acampada y miradores.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, en el contrato de 30 años, se deben desembolsar el equivalente de poco más 47 millones de dólares.

Ambos son los primeros parques nacionales que se subastarán bajo el nuevo modelo de concesión del gobierno brasileño. En la actualidad, la agencia tiene contratos de concesión de servicio público en los parques nacionales de Tijuca, Iguazú, Serra dos Órgãos, Itatiaia, Fernando de Noronha, Chapada dos Veadeiros y Pau Brasil.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.