• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las cifras revelaron que alrededor de 12,5 millones de mujeres fueron víctimas de ofensas verbales como insultos y otras humillaciones

Las cifras revelaron que alrededor de 12,5 millones de mujeres fueron víctimas de ofensas verbales como insultos y otras humillaciones | Foto: EFE

Publicado 26 febrero 2019

Las afectadas relataron ataques que implican golpes, patadas, tortura y estrangulamiento, así como maltrato psicológico y amenaza con armas.

Una investigación elaborada por el Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP) y el Instituto Datafolha reveló este martes que más de 500 mujeres son víctimas de agresiones cada hora en Brasil y más de 16 millones han sufrido violencia de género durante el último año.

LEA TAMBIÉN:

Francia otorga derechos a perros y gatos como seres vivos 

El estudio se realizó mediante un cuestionario estructurado aplicado en la población adulta de todas las clases sociales, con edad igual o superior a los 16 años, e incluyó las áreas Metropolitanas y ciudades del interior de cada región de Brasil.

Los datos precisaron que 536 jóvenes mujeres, entre los 16 y 24 años de edad, fueron blanco de agresión física proveniente de sus parejas u otro conocido.

Cientos de organizaciones y partidos políticos han protestado contra el machismo y exigido un trato justo a las mujeres. | Foto: EFE

Las afectadas relataron ataques que implican golpes, patadas, tortura y estrangulamiento, así como maltrato psicológico y amenaza con armas blancas y de fuego. Cerca del 29 por ciento de los hechos ocurrió en las calles de sus ciudades.

Las cifras revelaron que alrededor de 12,5 millones de mujeres fueron víctimas de ofensas verbales como insultos y otras humillaciones. En lo referente a ataques sexuales, estiman que 4.6 millones fueron agredidas en el ultimo año.

Fueron contabilizados 2.084 participantes y se tomó una muestra de 1.092, en la que el 28.4 por ciento corresponde a afrodescendientes, lo que significa la doble vehemencia y una evidencia sobre el drama de la violencia brasileña entre las minorías.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.