• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Es una figura muy carismática y no sin razón está entre las primeras posiciones en cualquier análisis", admitió el presidente de facto.

"Es una figura muy carismática y no sin razón está entre las primeras posiciones en cualquier análisis", admitió el presidente de facto. | Foto: Reuters

Publicado 29 enero 2018

Michel Temer aseguró que la posible inhabilitación del líder político más popular de Brasil puede generar "tensión" en el país suramericano.

El presidente de facto de Brasil, Michel Temer, admitió este lunes que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, "no está muerto políticamente", y manifestó que le gustaría que participara en las elecciones generales de octubre, pese a que fue condenado a 12 años de prisión por supuesta corrupción pasiva y lavado de dinero, que podría impedir su candidatura.

"Me gustaría que Lula da Silva participase en las elecciones, porque eso pacificaría el país", aseguró Temer, al tiempo que aseguró que la posible inhabilitación del expresidente brasileño puede generar "tensión" en el país suramericano.

Ante esto, Temer consideró que lo ideal sería que Lula, el gran favorito según los sondeos, participara en los comicios y "fuera vencido en el voto".

"En los últimos tiempos Brasil vive una tensión permanente y esto no es bueno para el país. Personalmente, solo en el plano político, creo que si Lula pudiera participar en las elecciones y eventualmente ser votado sería más tranquilo para el país", afirmó.

Respecto los comicios, Temer reiteró que no piensa presentarse a la reelección y evitó hablar sobre quién será el candidato oficialista.

Lula fue sentenciado por el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4), en Porto Alegre, conformado por los jueces Joao Pedro Gebran Neto, Leando Paulsen y Victor Luiz dos Santos Laus. Los tres votaron por aumentar la condena de 9 años y 6 meses a 12 años y un mes de prisión.

La condena se basó en un supuesto apartamento en una playa de São Paulo que obtuvo el exmandatario coima de la constructora OAS para favorecer contratos millonarios con Petrobras. Sin embargo, esa propiedad nunca ha estado a nombre de Lula, sino de la constructora que compró el apartamento a la cooperativa Bancoop cuando esta se declaró en bancarrota.

El fallo deja a Lula cerca de su inhabilitación política, pues la legislación brasileña prohíbe expresamente que condenados en segunda instancia se postulen para cargos electivos, si bien la última palabra sobre su candidatura dependerá de la Justicia Electoral, en agosto.

En caso de ser condenado existen dos escenarios. El tribunal puede ordenar la encarcelación del expresidente o lo declarará inelegible para los comicios.

>> ¿Cuál será la próxima acción legal de la defensa de Lula?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.