• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El político y líder social expuso que la extensión de cultivos de soja ha permitido el acaparamiento ilegal de tierras en Rondonia.

El político y líder social expuso que la extensión de cultivos de soja ha permitido el acaparamiento ilegal de tierras en Rondonia. | Foto: EFE

Publicado 26 agosto 2019

El dirigente político Ocelio Muñiz aseveró que el aumento de las zonas deforestadas para el cultivo y la explotación de los llamados agronegocios es la principal causa de los incendios en esta región brasileña. 

El coordinador del Movimiento de los Afectados por Tragedias en Represas (MAB) de Brasil, Ocelio Muñiz, señaló el avance de la frontera agropecuaria de Soja como responsable de los incendios en Porto Velho, municipio y capital del estado de Rondonia, en la amazonía de esa nación suramericana. 

LEA TAMBIÉN: 

Senado de Brasil crea comisión sobre cambios climáticos

El activista brasileño destacó que van a la fecha 20 días de voraces llamas e intenso humo por este desastre ambiental en la localidad brasileña, que ha destruido unas 1.400 hectáreas de cultivos y zonas residenciales. 

"Llevamos más de 20 días viviendo rodeados de humo, con la contaminación que producen los incendios. La ciudad quedó gris, todo el humo está llegando a Porto Velho. Hoy el día amaneció grisáceo, estamos viendo el humo y el incremento de la deforestación en Rondonia", declaró Muñiz. 

Por otra parte, destacó las denuncias de la población local sobre el aumento de la deforestación en Rondonia, acción que ha aumentado en los últimos 10 años. 

"Los habitantes están percibiendo que los fuegos son mayores que en los últimos 10 años. Este es uno de los estados del norte que más ha sido devastado, con el aumento de los incendios y el agronegocio, es el gran culpable de esto", denunció. 

Según medios locales, el Gobierno de Brasil dio permiso la deforestación de enormes hectáreas de terreno para su posterior explotación agrícola, lo que ha supuesto una elevación en la vulnerabilidad ambiental de estas regiones manipuladas. 

Las actividades de tala de árboles trajo como consecuencia a principios del mes de enero de este año que muchas comunidades aledañas se inundaran por la ausencia de las raíces que absorbían las torrenciales lluvias, según advirtieron los habitantes a principios de 2019.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.