• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Paulo Marinho es una empresario brasileño que apoyó a Jair Bolsonaro en su campaña presidencial en 2018.

Paulo Marinho es una empresario brasileño que apoyó a Jair Bolsonaro en su campaña presidencial en 2018. | Foto: Twitter

Publicado 17 mayo 2020


Blogs



El hijo mayor del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro,  fue advertido en 2018 que la policía federal preparaba una operación para detener a su asesor por corrupción.

Paulo Marinho, empresario que apoyó a Jair Bolsonaro en la elección presidencial, afirmó que entre la primera y segunda vuelta de los comicios generales de 2018 en Brasil, un comisario de la Policía Federal (PF) le avisó a Flavio Bolsonaro que se preparaba una operación para detener a su asesor por corrupción.

LEA TAMBIÉN:

Abogados de Moro pide se publique vídeo que inculpa a Bolsonaro

Según declaró el empresario Marinho al diario Folha, el comisario informante le habría aconsejado a Flavio, el hijo mayor del presidente, que echara a su asesor y a la hija de él, que trabajaban en el gabinete del entonces diputado Jair Bolsonaro.

Las declaraciones de Marinho, quien es suplente en el Senado del hijo mayor de Bolsonaro, revela que la advertencia a Flavio provino de un delegado de la FP, partidario del ahora presidente brasileño.

Los agentes de policía habrían asegurado la operación, que luego se clasificó, para que no se llevara a cabo en medio de la segunda vuelta, que se desarrolló el 28 de octubre de 2018, lo que socavaría la candidatura de Jair Bolsonaro a la presidencia. 

El ahora senador Flavio Bolsonaro se había visto salpicado en un caso que investiga movimientos bancarios sospechosos de Fabricio Queiroz, quien fue empleado suyo durante su etapa como diputado regional de Río de Janeiro.

Las autoridades brasileñas siguen investigando todavía el caso del hijo del presidente Bolsonaro, quien despidió al director general de la PF, Maurício Valeixo, para interferir en las indagaciones que realiza esa entidad a su familia.   

El ex ministro de Justicia Sergio Moro renunció a su cargo el mes pasado y acusó al presidente de intentar interferir con las investigaciones de la Policía Federal. 

Según el empresario, a Flavio le notificaron que "se lanzaría la Operación Furna da Onça, que afectaría su oficina en  la Asamblea Legislativa de Río en su totalidad. Y esta operación contactaría a algunas personas de la oficina de Flavio (cuando era diputado de estado en ese momento)".

"Una de ellas es Queiroz y la otra es la hija de Queiroz (Nathalia), que trabajan en la oficina de Jair Bolsonaro (quien todavía era diputada federal)] en Brasilia", indicó Marinho.

Las nuevas revelaciones del empresario Paulo Marinho sobre que Flavio Bolsonaro sabía que Fabrício Queiroz sería investigado de antemano, se convirtió en tendencia este domingo en redes sociales en Brasil.  

Queiroz, exasesor del actual senador Flavio Bolsonaro en la Asamblea Legislativa del estado de Río de Janeiro (Alerj.), está desaparecido desde hace ocho meses, implicado en una investigación sobre lavado de dinero que involucra a la familia presidencial.

Queiroz protagonizó el primer escándalo de la gestión Bolsonaro cuando quedó envuelto en una investigación del Ministerio Público que apuntaba a un supuesto desvío de dinero por parte de Flavio Bolsonaro cuando éste era diputado estadual en la Alerj.

Según las investigaciones, Flávio Bolsonaro habría recaudado de forma ilegal parte del salario de sus asesores con ayuda de Queiroz.

El senador Randolfe Rodrigues dijo este domingo en sus redes sociales que presentará una solicitud de investigación contra Flavio Bolsonaro en el Comité de Ética de la cámara alta del Congreso.

Según Randolfe, si se prueban los hechos reportados en el informe, también presentará una solicitud para revocar el mandato de Flavio Bolsonaro.

También señaló que la participación de Alexandre Ramagem, actual director de Abin (Agencia de Inteligencia de Brasil), que estaba a cargo de la operación Cadeia Velha, lanzada por el PF en Río en 2017 y que precedió a Furna da Onça.

Más tarde, Ramage sería parte de la seguridad de Bolsonaro durante la campaña presidencial y sería designado por el presidente como director general del PF, pero su inauguración fue impedida por el ministro del STF Alexandre de Moraes

Por su parte, el senador Flavio Bolsonaro reaccionó a las acusaciones de Paulo Marinho de que sabía de antemano que la Operación Furna da Onça , que golpeó a Fabrício Queiroz, se dispararía. 

Acusó a Marinho, un ex aliado del presidente Jair Bolsonaro y sus hijos, de dejarse llevar por la ambición y querer su escaño en el Senado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.