• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Roraima no puede continuar siendo un espacio que no se puede tocar (...) allí caben algunas hidroeléctricas", dijo el presidente de Brasil Jair Bolsonaro. 

"Roraima no puede continuar siendo un espacio que no se puede tocar (...) allí caben algunas hidroeléctricas", dijo el presidente de Brasil Jair Bolsonaro.  | Foto: EFE

Publicado 13 diciembre 2018

El Gobierno cambiará las leyes migratorias y las políticas ambientales del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama). 

El presidente electo de Brasil, ultraderechista Jair Bolsonaro, señaló que prevé cambiar las políticas ambientales emitidas por el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama), por considerar que estás son muy "estrictas" y no permiten actividades de deforestación y otras prácticas de tala en las reservas indígenas. 

"La licencia ambiental obstaculiza a los alcaldes, gobernadores y al presidente. Si quieres rasgar una carretera, no puedes. Esto sucede mucho en la región amazónica. Vamos a poner fin a la manera en que la política del medio ambiente no sea un obstáculo", dijo Bolsonaro a través de un vídeo publicado en su cuenta Twitter. 

Además, reducirá la cantidad de reservas indígenas protegidas del Roraima, al tiempo que ratificó la suspensión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y su retiró del pacto, que a su juicio exigen muchas leyes ambientales que "restringen" la explotación de los recursos naturales. 

 
 
"Por qué permanecer en un acuerdo posiblemente dañino.(...) entre las exigencias, exige que Brasil haga una reforestación enorme (...) No tenemos cómo cumplir esa exigencia", indicó el mandatario de extrema derecha. 
 
"En el subsuelo de Roraima existe una tabla periódica. Níquel, uranio, oro, niobio. Tiene que poderse trabajar su tierra (...) Caben algunas hidroeléctricas en el Valle del Río Poti", agregó. 
 

Asimismo, advirtió que las modificaciones se extenderán a las leyes migratorias, las que catalogó como excesivamente flexibles al permitir fácilmente el ingreso de extranjeros a Brasil.  

Con respeto al tema, Bolsonaro propuso cambiar el sistema brasileño, copiando los estándares de migración de Europa (Alemania, Francia y otros) en aras de controlar el flujo migratorio.  

"Ya somos una nación, no podemos admitir a gente de determinadas culturas. No queremos gente que no respete  nuestra religión", puntualizó.

Finalmente señaló que este anuncio es parte de una serie de cambios que pretende realizar en país, los cuales hará periódicamente (una vez a la semana) vía Twitter.  

>> Ipsos: Analistas latinoamericanos desaprueban al ultraderechista Bolsonaro 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.