• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, salió a las calles de Brasilia en plena cuarentena.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, salió a las calles de Brasilia en plena cuarentena. | Foto: Prensa Latina

Publicado 11 abril 2020



Blogs



El  mandatario brasileño indicó que ejercer su "derecho constitucional de ir y venir libremente".

Ignorando las recomendaciones del Ministerio de Salud a la población de quedarse en casa para evitar infecciones por coronavirus, el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, salió a pasear por Brasilia y fue increpado por los ciudadanos.

LEA TAMBIÉN:

Juez del Supremo prohíbe a Bolsonaro flexibilizar la cuarentena

De acuerdo con diferentes medios de prensa, el presidente causó aglomeraciones en la  brasileña, donde visitó el Hospital de las Fuerzas Armadas y más tarde entró en una droguería.

En medio de gritos de sus simpatizantes, y el coro de ciudadanos indignados por la salida de Bolsonaro en prohibición a las recomendaciones de la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), el mandatario ingresó a una farmacia.

En plena cuarentena, Bolsonaro dijo que apenas ejercía "el derecho constitucional de ir y venir libremente" sin importarle que el coronavirus Covid-19 cobró hasta el momento cerca de mil muertes en el país.

Un día antes, el jueves, el exmilitar entró en una panadería, se bebió un café, comió un bocadillo, tendió la mano y habló con los trabajadores.

La salida de Bolsonaro fue grabado en un video que subió su hijo en la red social Twitter, pero después lo borró. Otra aparición pública registrada del jefe de Estado fue captada el pasado 29 de marzo.

A raíz de estas conductas, los partidos de los Trabajadores (PT), Democrático Trabalhista (PDT), Socialismo y Libertad (PSOL), Socialista Brasileño (PSB), Comunista de Brasil (PCdoB) y Red de Sustentabilidad (REDE) acusaron a Bolsonaro de prevaricato -retrasar o dejar de ejercer un acto de oficio para servir al interés personal-.

De igual manera de incitar al delito, pues recomienda a sus seguidores no solo que dejen de adoptar medidas para prevenir el contagio, sino también que los alienta a exponer sus propias vidas y la salud de la población.

Brasil, el país de América Latina más castigado por la pandemia de coronavirus y con más de 200 millones de habitantes, superó ayer los mil muertos y se acercó a los 20 mil infectados.

Bolsonaro se ha negado repetidamente a declarar cuarentena total e incluso ha criticado a los gobernadores y alcaldes que sí decidieron decretarla, como medida para frenar el brote.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.