• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las favelas crecen en medio de la pandemia de la Covid-19 con los desalojos de trabajadores que no pueden hacer frente a la crisis.

Las favelas crecen en medio de la pandemia de la Covid-19 con los desalojos de trabajadores que no pueden hacer frente a la crisis. | Foto: MTST

Publicado 19 agosto 2020


Blogs



El creciente número de desalojos generados por la pandemia de la Covid-19 empeora un problema ya grave desde antes.

La organización LabCidade anunció que en el estado de Sao Paulo, que contiene la ciudad más grande de Brasil, más de 2.000 familias han perdido sus casas desde marzo, momento en el cual llegó la Covid-19 al país suramericano. Ello supone un agravamiento del problema habitacional.

LEA TAMBIÉN: 

Millones de estadounidenses se encuentran en riesgo de desalojo

A la cifra anterior, la organización suma otras 1.000 que enfrentan el mismo riesgo en las próximas semanas, lo cual incrementa las más de 200.000 familias que ya esperaban viviendas desde antes de la irrupción de la Covid-19 en Sao Paulo, una urbe de 12 millones de habitantes.

Según la relatora especial sobre Vivienda Adecuada de las Naciones Unidas y coordinadora de LabCidade, Raquel Rolnik, en las últimas semanas se ha incrementado el número de desalojos de personas que no pueden continuar pagando sus alquileres al quedarse sin empleo.

Rolnik expresó que frente a esa situación "no hay una política pública para manejar estos casos". Ello deviene en un incremento en la construcción de chozas en las afueras de la ciudad, convertidas en las conocidas favelas, en un momento en que las autoridades locales plantean que las personas "debían quedarse en sus casas".

Para LabCidade los jueces, alcaldes y agentes inmobiliarios y propietarios, a menudo han ignorado los alegatos de suspensión del alquiler debido al coronavirus, a pesar de las peticiones de los fiscales y de grupos de Derechos Humanos. 

El Congreso brasileño aprobó un proyecto de ley para abordar el tema en junio, pero fue vetado por el presidente Jair Bolsonaro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.