• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Coordinadora de las 6 Federaciones del Trópico de Cochabamba responsabiliza al Gobierno de facto y a la policía por hechos en Shinahota.

La Coordinadora de las 6 Federaciones del Trópico de Cochabamba responsabiliza al Gobierno de facto y a la policía por hechos en Shinahota. | Foto: Los Tiempos

Publicado 18 abril 2020


Blogs



En su cuenta de Twitter, Morales manifestó que la policía puso en riesgo la salud de los pobladores del Trópico al trasladar a sus efectivos sin seguir protocolos sanitarios.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este sábado que la policía ingresó al Trópico de Cochabamba, luego que varios elementos de la institución fueron expulsados del municipio Shinahota el jueves pasado.

LEA TAMBIÉN:

Policía boliviana se retira Cochabamba ante rechazo popular

En su cuenta de Twitter, Morales manifestó que la policía puso en riesgo la salud de los pobladores del Trópico al trasladar a sus efectivos sin seguir protocolos sanitarios y sin coordinar con autoridades locales.

Pobladores expulsaron a efectivos de la policía del municipio de Shinahota la noche del jueves, mientras fuentes de la comandancia departamental de la institución en Cochabamba indicaron que están dispuestos a retornar en cualquier momento al Trópico.

La zona del Trópico está ubicada al centro de Bolivia, entre las montañas de la Cordillera de los Andes y los llanos amazónicos.

Los cinco munipios de la región Villa Tunari, Shinahota, Chimoré, Puerto Villarroel y Entre Ríos se encuentran bajo cuarentena como medida para evitar el coronavirus, de acuerdo con el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba

En otro tuit, Morales afirmó que el Gobierno de facto "cierra los bancos para que no se pueda cobrar los bonos y prohíbe la venta de combustible para impedir que mis hermanos sigan distribuyendo fruta gratuitamente a los más humildes". 

"Es un acto criminal que atenta contra la vida", indicó el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Por otra parte, el ejército anunció que realizará acciones conjuntas con uniformados de la policía boliviana en el Trópico de Cochabamba, luego que las fuerzas del orden fueran expulsados de algunas poblaciones por desacuerdos en la organización entre las comunidades y los elementos de seguridad.

“Ante esta actitud beligerante y malintencionada, la única respuesta que van a tener es que sigamos preocupándonos por la salud de los bolivianos, seguir patrullando como lo hemos hecho en todo Bolivia”, dijo el ministro de Defensa del Gobierno golpista, Fernando López.

El comandante departamental de la policía en Cochabamba, Franz Sellis, indicó que los uniformados permanecen en la zona y seguirán desarrollando sus labores para evitar que se rompa la cuarentena y existan más casos de coronavirus.

“No representaban ninguna amenaza para la población (…) Permanecemos en el Trópico y se asumirán acciones penales”, indicó.

Habitantes de la zona del Trópico de Cochabamba rechazaron la entrada sorpresiva de 85 policías sin previa coordinación e incumpliendo totalmente el protocolo de bioseguridad sanitaria.

De tal forma pusieron en riesgo a toda la población que hasta la fecha logró mantener una pausa epidemiológica por más de un mes sin ningún nuevo caso de coronavirus en esta región, subrayó Asterio Romero Alcalde Municipal de Villa Tunari a Radio Kawsachun Coca.

Al dirigente municipal, aseguró que tal acción generó molestias y preocupación entre la población porque los policías en virtud de las normativas vigentes tienen que cumplir con una cuarentena obligatoria de 14 días para evitar cualquier posible contagio de Covid-19.

En tal sentido, dirigentes de la Federación Trópico pidieron a la policía su repliegue en un plazo de 24 horas

La Coordinadora de las 6 Federaciones del Trópico de Cochabamba responsabilizó al Gobierno de facto y a la Policía por hechos en Shinahota, luego que ocho elementos de la policía fueron expulsados.

La organización indicó que no es el momento para el reingreso de la policía en Shinahota, donde fueron asesinados nueve pobladores durante la fuerte represión ejercida por las autoridades del orden durante los días posteriores al golpe de Estado contra Evo Morales, el año pasado. 

El llamado Trópico de Cochabamba cumple cinco meses sin atención de entidades bancarias y, tras dos días de operaciones del Banco Unión en Villa Tunari, Shinahota y Chimoré, la Autoridad de Sistema Financiero (ASFI) suspendió la atención por el desalojo de la policía de la zona el jueves pasado. 

La ASFI dispuso ayer viernes 17 de abril el cierre de todas las entidades financieras en cinco zonas del Trópico de Cochabamba.

Con esta situación, unos 45 mil clientes se perjudican y 195 mil personas no podrán cobrar los bonos ofrecidos por el Gobierno de facto.

En la región de Chapare existen 14 entidades financieras (cinco bancos, cuatro cooperativas y cinco instituciones financieras de desarrollo, IDF) que suspendieron atención desde noviembre de 2019 por la salida de los policías de la región por los conflictos poselectorales.

Sin embargo, el pasado 15 de abril, el Banco Unión había retomado operaciones en sus agencias, pero éstas fueron suspendidas ayer viernes.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.