• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Producto de la arremetida de fuerzas de seguridad contra la población, la Defensoría del Pueblo solicitó atención médica urgente a los protestantes.

Producto de la arremetida de fuerzas de seguridad contra la población, la Defensoría del Pueblo solicitó atención médica urgente a los protestantes. | Foto: MinutoUno

Publicado 19 noviembre 2019



La Defensoría del Pueblo estipula que desde el rompimiento del hilo Constitucional, 24 personas han fallecido, 50 permanecen detenidas y 715 heridas.

Manifestantes que se encontraban en los alrededores de la planta de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ubicada en Senkata, de la ciudad de El Alto, fueron reprimidos este martes por agentes policiales y helicópteros militares.

LEA TAMBIÉN:

Gobierno de facto de Bolivia avanza en la criminalización del MAS

La Defensoría del Pueblo ha confirmado que tres personas murieron producto del ataque militar y al menos otras 30 resultaron heridas. Las tres personas habrían muerto producto de impacto con arma de fuego.

Asimismo, el hospital Corazón de Jesús emitió un comunicado que indica que cinco personas llegaron gravemente heridas después del ataque policial.

Producto de la arremetida de fuerzas de seguridad contra la población, la Defensoría del Pueblo solicitó atención médica urgente a los protestantes, "se necesita Médicos, Medicamentos y Ambulancias para atender a los heridos que se encuentran en el Centro de Salud Panorámica II de Senkata- ElAlto", agregan.

Según testimonios de la comunidad, un contingente de la policía llegó para arremeter con gases lacrimógenos y disparos contra masivas concentraciones que se mantienen en vigilia a las afueras de la distribuidora de combustible.

Con el propósito de intensificar la represión, el Gobierno de facto militarizó la zona de Senkata, Plaza Murillo (La Paz) y sobrevuelan las regiones de mayores concentraciones populares.

En el reporte del corresponsal de teleSUR en Bolivia, los pobladores denunciaron que el accionar policial cobró la vida de tres manifestantes y dejó varios heridos. Mientras que otra persona develó que son cuatros la personas muertas, sin embargo, la información hasta el momento no ha sido confirmada.

 

Previo al golpe de Estado, grupos opositores habían tomado la plata de hidrocarburos aludiendo una "medida de presión para que se restituyera la democracia".

La Defensoría del Pueblo estipula que desde el rompimiento del hilo Constitucional, 24 personas han fallecido, 50 permanecen detenidas y 715 heridas.

Justificaciones de las FF.AA. 

Las Fuerzas Armadas (FF.AA.), aludieron que la operación desplegada en la ciudad El Alto, se realizó de acuerdo a la Ley, "la operación fue realizada de forma pacífica, una vez que se agotó la negociación y el diálogo y ante la negativa e intransigencia de la gente que propicia estas movilizaciones", agregan. 

"Exhortamos a mantener la racionalidad para evitar daños irreversibles en las personas, en la propiedad pública y privada del sector", indica el comunicado de las FF.AA. 

Una vez más, los militares eximen su responsabilidad de asesinatos contra manifestantes que exigen el restablecimiento del hilo Constitucional, el cual pasa por la renuncia del Gobierno de facto que dirige Jeanine Áñez. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.