• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Con el telón de fondo de las elecciones de octubre próximo, el MAS se apresta a enjuiciar el Gobierno de facto de Jeanine Áñez.

Con el telón de fondo de las elecciones de octubre próximo, el MAS se apresta a enjuiciar el Gobierno de facto de Jeanine Áñez. | Foto: EFE

Publicado 21 septiembre 2020


Blogs



En inicio se tratarían de "juicios por responsabilidad" contra Áñez por las masacres de noviembre y la gestión sanitaria

El senador del Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia, Omar Aguilar, declaró que su partido político prevé llevar a "juicio por responsabilidad" a la gobernante de facto Jeanine Áñez y otros personeros de su gabinete con motivo de las masacres de Senkata y Sacaba, así como por la gestión de la crisis sanitaria de la Covid-19.

LEA TAMBIÉN: 

Renuncia de Áñez busca cercar al MAS según analista boliviano

El legislador declaró "nosotros [el MAS] estamos preparando dos juicios de responsabilidades contra la presidenta [de facto]. Uno por los hechos luctuosos de Senkata y Sacaba, y el otro, por mal uso de recursos en plena pandemia".

De acuerdo a Aguilar, la demanda sería presentada ante la Fiscalía General del Estado una vez que las comisiones mixtas del Legislativo que investigan ambos casos eleven sus informes. Para ello tienen hasta el próximo 27 de septiembre y deben ser aprobados por el pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional (Cámara baja del Parlamento boliviano).

Aguilar dijo que el informe en preparación "será una base fundamental para el inicio de juicios de responsabilidades", en el caso Sacaba-Senkata (masacres ocurridas en noviembre de 2019, a poco del golpe de Estado contra Evo Morales). Esta acusación caería, sobre todo, en los ministros [de facto] de Gobierno, Arturo Murillo y de Defensa, Luis Fernando López.

Ambos personeros serían responsables en tanto tienen bajo su mando la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas, cuerpos que habrían protagonizado la represión masiva durante la crisis sociales de noviembre de 2019.

En el caso del titular [de facto], Luis Fernando López, el legislador lo calificó de "ministro fantasma" debido a que ejerce el cargo "de manera ilegal". López fue ratificado por Áñez al margen de la Constitución tras haber sido censurado por la Asamblea y, por tanto, "todos sus actos son nulos de pleno derecho".

En el caso de la malversación de fondos, indicó que Áñez tendrá que rendir cuentas por el gasto de casi 4.000 millones de dólares que fueron movilizados desde el Ejecutivo bajo el argumento de la emergencia sanitaria de la Covid-19. 

Sin embargo, la pandemia se ha saldado en Bolivia con la muerte de unas 7.000 personas por falta de atención médica, sobreprecio en los respiradores y falta de indumentaria de bioseguridad para los médicos.

En octubre próximo, Bolivia realizará nuevas elecciones presidenciales, a las cuales ya ha renunciado como candidata, Jeanine Áñez. Los sondeos dan como ganador al candidato del MAS, Luis Arce.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.