• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La ministra aseguró que este Gobierno de facto emplea infundir temor para poder irrumpir en la violación de derechos humanos en Bolivia.

La ministra aseguró que este Gobierno de facto emplea infundir temor para poder irrumpir en la violación de derechos humanos en Bolivia. | Foto: EFE

Publicado 19 noviembre 2019



La dirigente política y funcionaria del Gobierno de Evo Morales destacó que la bancada oficialista a la que pertenece intentó por todos los medios pacíficos controlar el golpe de Estado.

La titular del Ministerio de Salud de Bolivia, Gabriela Montaño, denunció los pormenores del golpe de Estado contra el mandatario boliviano, Evo Morales, y el sicariato cometido contra dirigentes del Movimiento al Socialismo, (MAS), actos oficializados por la oposición de derecha del país suramericano el pasado domingo 10 de noviembre. 

LEA TAMBIÉN: 

Gobierno de facto de Bolivia avanza en la criminalización del MAS

“Son acciones de sicariato fuera de los cánones democráticos”, aseveró la ministra de Salud de Bolivia, Gabriela Montaño.

Montaño destacó en entrevista exclusiva para el medio de comunicación con sede en Irán, HispanTV, que este proceso de derrocamiento contra Morales se gestó desde las entrañas de la Policía Nacional de Bolivia, con el apoyo de un importante grupo de miembros de las Fuerzas Armadas Bolivianas. 

En este sentido, la ministra boliviana detalló que el pueblo boliviano quedó desamparado ante esta sublevación parcial de los cuerpos de seguridad del Estado, en un complot para apoya a la derecha, quienes tenían el control de este golpe de Estado.

De acuerdo con las declaraciones de esta funcionaria del Gobierno boliviano, antes de la publicación de la misiva coaccionada de renuncia del presidente Evo Morales, dirigentes golpistas de la oposición de ese país, irrumpieron para amenazar e intentar disuadir a miembros del MAS para que en una acto de traición testificaran contra el primer mandatario indígena.

Asimismo, Montaño reveló que las fuerzas de seguridad del Estado comandadas por Evo Morales jamás fueron contra el pueblo, a diferencia de las acciones violentas ejercidas por el actual Gobierno de facto.

Bolivia celebró comicios generales el pasado domingo 20 de octubre de este año, elecciones que fueron difamadas por la derecha golpista boliviana, quien intentó desestimar los resultados, lo que generó un tenso ambiente político y alimentó la sublevación social popular, oleada llamada por la extrema derecha a protestar contra la legitimidad de la reelección de Evo Morales.

Después de estos eventos que se tornaron en actos vandálicos y desestabilizadores, miembros potenciales de las Fuerzas Armadas de Bolivia cercaron a Evo y lo obligaron a renunciar a su cargo como primer mandatario.

Según las declaraciones de Morales, esta dimisión coaccionada se dio con la manipulación de la paz en las calles y la estabilidad del pueblo y los más vulnerables.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.