• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Los golpistas buscan legitimidad, pero solo ejercen violencia contra países hermanos”, escribió el mandatario.

“Los golpistas buscan legitimidad, pero solo ejercen violencia contra países hermanos”, escribió el mandatario. | Foto: Notimex (Foto referencial)

Publicado 31 diciembre 2019





Morales detalló que el Gobierno de la presidenta de facto, Jeanine Áñez, expulsó a embajadora de México y a diplomáticos españoles y rompe relaciones con Venezuela.

La expulsión de diplomáticos de México y España por parte del Gobierno de facto boliviano es un acto de desprecio al derecho internacional, consideró este martes el presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales,quien rechazó esta medida tomada por "los golpistas".

LEA TAMBIÉN:

MAS rechaza expulsión de diplomáticos por gobierno de facto en Bolivia

En un tuit, Morales detalló que el Gobierno de la presidenta de facto, Jeanine Áñez, expulsa a embajadora de México y a diplomáticos españoles, rompe relaciones con Venezuela, y cuestiona a Argentina.

“Los golpistas buscan legitimidad, pero solo ejercen violencia contra países hermanos”, escribió el mandatario legítimo boliviano a través de su cuenta en la red social Twitter.

En su declaración, Áñez justifició la expulsión de los funcionarios de las embajadas de México y España  por lesionar "gravemente" la soberanía y dignidad del pueblo boliviano con actividades que violan la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Esta decisión derivó de un incidente ocurrido el viernes en la residencia de la embajadora de México, donde permanecen nueve funcionarios del Gobierno de Evo Morales,  y en el que al menos seis funcionarios de la embajada de España estuvieron involucrados.

Fueron declaradas personas no gratas la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado; la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero; al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández; y se les dio 72 horas para abandonar el país.

Al respecto, la delegación de la Unión Europea en Bolivia expresó su "profunda preocupación" por la escalada de tensión entre Bolivia y España, que ha derivado en la declaración de 'persona no grata' a funcionarios de diplomáticos de ambos países.

El Gobierno español declaró personas no gratas a tres diplomáticos bolivianos acreditados en Madrid y les exigió abandonar el país, en respuesta a lo que Madrid calificó un "gesto hostil".

En un gesto para aliviar la tensión, la ministra de Exteriores del Gobierno de facto de Bolivia, Karen Longaric, ha afirmado que las relaciones con España "no pueden detenerse" e incluso ha llamado a "fortalecerlas".

"Las relaciones bilaterales con España no pueden detenerse, tienen que seguir su curso y tenemos que reencontrarnos y fortalecer las relaciones", afirmó Longaric.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.