• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
"El gobierno golpista de Mesa, Camacho y Áñez tiene un plan para cerrar la Asamblea Legislativa Plurinacional", denunció Evo Morales.

"El gobierno golpista de Mesa, Camacho y Áñez tiene un plan para cerrar la Asamblea Legislativa Plurinacional", denunció Evo Morales. | Foto: Senado de Bolivia

Publicado 19 noviembre 2019





En la asamblea se preveía que se convocaría a la elección de nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y llamar a elecciones generales.

La presidenta del Senado de Bolivia, Eva Copa, suspendió la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), que se iba a desarrollar este martes, con el objetivo de "contribuir a la generación de un ambiente propicio para el diálogo y la pacificación del país"

LEA TAMBIÉN:

Policías arremeten contra manifestantes de El Alto

A las 18H30 horas locales se tenía previsto la realización de la asamblea, en la que se preveía se convocaría a la elección de nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y llamar a elecciones generales.

De esta forma, Copa, quien asumió la dirección de la cámara alta el último jueves, informó la suspensión de la actividad legislativa en un comunicado interno. 

"La décima tercera sesión ordinaria de la Asamblea (...) será suspendida a efectos de crear y contribuir a la generación de un ambiente propicio para el diálogo y la consiguiente pacificación del país", señaló un comunicado de la presidencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

También se pretendía tratar la renuncia del presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera. La oposición denunció que los legisladores del MAS buscan rechazar estas dimisiones.

Antes de que se hiciera público este anuncio, Morales denunció en Twitter del cerco de la plaza Murillo en la ciudad de La Paz por efectivos militares, "al viejo estilo de las dictaduras".

"El gobierno golpista de Mesa, Camacho y Áñez tiene un plan para cerrar la Asamblea Legislativa Plurinacional", denunció mandatario.

Morales anunció el pasado 10 de noviembre que dejaba el país para evitar un baño de sangre en Bolivia, luego que estaba en curso un golpe de Estado en su contra orquestado por la derecha opositora.

Asilado en México, consumado el golpe de Estado, un Gobierno de facto se instaló en Bolivia, pero ha encontrado el enorme rechazo de diferentes sectores del país suramericano, que ha salido a las calles para exigir la renuncia de la administración golpista.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.