• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Denuncias locales indican que los respiradores han presentado fallas al ser distribuidos.

Denuncias locales indican que los respiradores han presentado fallas al ser distribuidos. | Foto: Brújula digital

Publicado 28 agosto 2020 (Hace 12 horas 20 minutos)


Blogs



Según la ALP el gobierno de facto pagó 35.000 dólares, pero la documentación oficial refiere un "monto de 8.990 dólares".

El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Sergio Choque Siñani, declaró este viernes que una comisión mixta de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) investigará la compra de 324 respiradores por un costo de 35.000 dólares, cuando la documentación oficial de la comercialización refiere un "monto de 8.990 dólares".

LEA TAMBIÉN: 

Poder judicial peruano suspende a fiscal supremo por 18 meses

"La diferencia es más de 20.000 dólares. Eso es lo que nos tienen que explicar. Ya no podemos seguir actuando como Gobierno nacional con terceros", agregó Siñani, haciendo referencia a que el Gobierno de facto ha desechado el comercio directamente con los fabricantes para adquirirlos mediante intermediarios que especulan con el precio.

Siñani recordó que la normativa nacional establece claramente como deben realizarse las licitaciones nacionales e internaciones, pero "extrañamente cuando se trata de muchos millones lo hacen de manera directa y con terceros", remarca el diputado.

"Le pido a la presidenta transitoria que evite, porque a partir de ello generamos política, generamos desconfianza hacia la población", sentenció.

Los contratos de la compra se hicieron públicos este viernes mediante la revelación realizada por el portal Brújula Digital, quien ofreció detalles de la operación mostrando la supuesta documentación oficial de la misma. Según los contratos, el precio total, incluido el transporte, de cada respirador era de 12.963 dólares.

El Gobierno de facto pagó 35.000 dólares, cifra que sobrepasa el precio original del producto. La adquisición de los equipos mediante una contratación hecha a una empresa intermediaria española refleja un supuesto sobreprecio total de 7,1 millones de dólares, por lo que el Estado desembolsó para la compra 11,3 millones de dólares.

La empresa intermediaria española,  a la que hace alusión el medio es el Grupo AGEM Ingeniería y Proyectos, la cual acordó el precio del transporte a 1.424 dólares; mientras que cada respirador costó 11.539 dólares; lo que ratifica el total de 12.963 dólares señalado. 

No obstante, el viceministro de facto de Transparencia, Guido Melgar, declaró "que cada equipo costó 18.500 dólares", lo que no se comprueba con los documentos chinos de exportación divulgados.

Otras de las explicaciones del ministro con las que  justificó el costro de 35.000 dólares por cada equipo es que hubo que comprar aparte, entre otros complementos trampas de agua, estabilizadores, conectores de oxígeno, abrasadores, filtro, y círculo.

El portal Brújula Digital también refleja que el boletín de la empresa vendedora china exhibió fotos de los equipos enviados a Bolivia y estas mostraban todos los accesorios. 

Melgar también avala el elevado costo por el pago de los impuestos y los honorarios a la aduana, lo cual desmintió un empresario de comercio boliviano, que alega que "el Estado boliviano, para temas de equipamiento médico, no debe pagar impuestos de ningún tipo".

El viceministro de facto boliviano, igualmente ha dicho que se debió pagar aparte el transporte, que según los contratos, ya se había incorporado a estos, lo cual tampoco justifica el sobreprecio de los equipos, que también han presentado fallas al ser distribuidos en el sistema de salud, como también han difundido medios locales de la nación suramericana.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.