• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El juicio por terrorismo estuvo plagado de graves violaciones de los procedimientos regulares

El juicio por terrorismo estuvo plagado de graves violaciones de los procedimientos regulares | Foto: EFE

Publicado 27 julio 2019

Al Arab y Al Malali fueron declarados culpables de formar un grupo terrorista, buscando financiación, reclutas y armas, para atentar en Bahréin.

Las autoridades de Bahréin ejecutaron este sábado a a dos jóvenes de ese país, y a un tercero de Bangladesh, acusados de terrorismo, a pesar de varios llamados de clemencia de organizaciones y grupos de derechos humanos internacionales ante lo controvertido de los juicios plagados de irregularidades.

"LEA TAMBIÉN":

Gobierno federal restablecerá pena de muerte en EE.UU.

Los dos primeros jóvenes fueron acusados de pertenecer a un grupo terrorista, posesión de explosivos y armas de fuego, así como por asesinato. Mientras, el segundo caso está relacionado con asesinato del imán de una mezquita.

No obstante, organizaciones internacionales de derechos humanos aseguraron que el juicio por terrorismo estuvo "manchado  de graves violaciones de los procedimientos regulares” y no contó con las garantías básicas de un procedimiento legal justo.

"Estas ejecuciones marcan uno de los días más oscuros de Bahréin. Ali y Ahmed fueron brutalmente torturados y forzados a firmar confesiones falsas. Su muerte fue ratificada por el dictador Hamad", señaló al diario El Mundo Sayed Ahmed Alwadaei, director del Instituto Bahréin para Derechos y Democracia.

Según activistas y parientes, las autoridades han prohibido a las familias Ali al Arab, de 25 años, y de Ahmad al Malali, de 24,  que lleven a cabo un funeral público y sólo han permitido a dos familiares varones de cada uno de los reos que acudan al cementerio, donde desplegaron un fuerte dispositivo de seguridad. 

A pesar de las campañas de organizaciones de derechos humanos y organismos internacionales para detener la aplicación de las ejecuciones de los jóvenes, las condenas fueron realizadas desde enero de 2018, junto a otras 58 personas.

De los otros 56 acusados, 19 recibieron cadena perpetua, 17 una pena de 15 años de cárcel, nueve a diez años y cinco a once, mientras que dos fueron absueltos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.