• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El conservador Partido Liberal de Scott Morrison, redujo la distancia frente a los Laboristas.

El conservador Partido Liberal de Scott Morrison, redujo la distancia frente a los Laboristas. | Foto: EFE

Publicado 18 mayo 2019

El resultado contradice a los sondeos, incluyendo los de a pie de urna, que daban la victoria a los laboristas de Bill Shorten.

La coalición conservadora Liberal-Nacional, liderada por el primer ministro, Scott Morrison, ganó hoy las elecciones en Australia, según las proyecciones del recuento de los votos.

LEA TAMBIÉN:

Abren centros electorales por comicios legislativos en Australia

La televisión nacional ABC otorgó la victoria a la coalición del primer ministro Scott Morrison. Los conservadores australianos no creen en el cambio climático y se oponen a respaldar políticas que protejan el medio ambiente.

El resultado contradice a los sondeos, incluyendo los de a pie de urna, que daban la victoria a los laboristas de Bill Shorten.

Las inundaciones, las altas temperaturas y los numerosos incendios forestales registrados en el país en el último año colocaron el tema del cambio climático en el centro de la campaña.

Los primeros resultados muestran un electorado fracturado, lo que se traducirá en que partidos menores populistas y de derecha se encuentren con un rol importante.

Las proyecciones de la Comisión Electoral Australiana otorgan 72 escaños a la coalición frente a los 67 que habría obtenido el Partido Laborista, que era favorito en las encuestas.

El ganador requiere alcanzar 76 de los 151 escaños de la Cámara Baja para lograr una mayoría absoluta y poder formar gobierno.

A lo largo de la jornada, los ánimos de los laboristas fue mermando al pasar del optimismo que les daban las encuestas hasta el pesimismo conforme se conocían los cálculos electorales en los diferentes estado.

El líder laborista australiano Bill Shorten reconoció este sábado su derrota electoral y anunció su renuncia.

"Es obvio que los laboristas no podrán formar el próximo gobierno", dijo Shorten, considerado favorito en los comicios, ante sus seguidores en Melbourne. "Por el interés nacional, hace un momento llamé a (el líder liberal y actual primer ministro) Scott Morrison para felicitarlo", añadió.

Unos 16 millones de australianos estaban llamados a elegir a los 151 diputados de la Cámar Baja entre 1.056 candidatos y 40 de los 70 senadores, que sirven durante un período de seis años en la Cámara Alta, entre 458 aspirantes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.