• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La ola represiva de las fuerzas israelíes en los últimos días sobre los palestinos está relacionada con la próxima conmemoración de la ocupación de Jerusalén Este Al-Quds en 1967

La ola represiva de las fuerzas israelíes en los últimos días sobre los palestinos está relacionada con la próxima conmemoración de la ocupación de Jerusalén Este Al-Quds en 1967 | Foto: @IFRC_MENA

Publicado 10 mayo 2021


Blogs



Pese a la condena de Naciones Unidas y la comunidad internacional, la represión continúa sobre los palestinos.

El Gobierno palestino señaló este lunes que las autoridades "examinan todas las opciones" ante los últimos ataques en Jerusalén, después de que más de 300 palestinos hayan resultado heridos en los últimos enfrentamientos con la policía de Israel en la Explanada de las Mezquitas.

LEA TAMBIÉN:

Palestina lleva crisis en Jerusalén a la ONU

Más de 300 palestinos resultaron heridos este lunes en fuertes choques con la policía israelí en Jerusalén este.

"Irrumpir en la mezquita de Al Aqsa es un crimen cometido por la ocupación", ha denunciado el ministro de Asuntos Civiles y miembro del comité central de Al Fatá, Husein al Sheij, a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.
 

"La cúpula palestina está examinando todas las opciones para responder a esta atroz agresión contra los lugares santos y los ciudadanos", manifestó.

El escenario ha sido la explanada donde se encuentra la mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca. Este conjunto arquitectónico es el tercer lugar más sagrado para el Islam, después de las ciudades de la Meca y Medina.

Los soldados israelíes dispararon balas de gomas, granadas paralizantes y gases lacrimógenos contra los manifestantes palestinos, quienes en su defensa respondieron arrojando objetos.

De acuerdo con lo reportado por medios locales, las fuerzas de seguridad arrestaron a varios palestinos heridos fuera de la Puerta de los Leones al tiempo que intentaban huir de la represión.

Este nuevo ataque forma parte de una escalada violenta contra los palestinos en Jerusalén Al-Quds que ha afectado en toda la región.

Ola de violencia en los últimos días

En las últimas semanas, la mezquita de Al Aqsa y la puerta de Bab Al-Amoud (Damasco) en la ciudad vieja de Al-Quds de Jerusalén, al igual que el vecindario de Sheikh Jarrah han sido el objetivo de las fuerzas de seguridad de Israel.

Este domingo, cerca de unas 17 personas, incluyendo a un paramédico palestino, fueron heridos en medio de las manifestaciones pacíficas en la ocupada Jerusalén Oriental Al-Quds el domingo por la noche, informó la Media Luna Roja Palestina.

Fuera de la Ciudad Vieja, otros 90 palestinos terminaron heridos el sábado cuando la policía israelí atacó a los manifestantes. Otros 200 palestinos también resultaron heridos el viernes cuando los israelíes irrumpieron en la mezquita de Al-Aqsa.

Toda la ola represiva de Israel se produce en el marco de la conmemoración que los israelíes ellos llaman el Día de Jerusalén, pues es el día en que Jerusalén Este Al-Quds fue ocupada en 1967 y luego anexada ilegalmente por este país.

Una marcha de ultranacionalistas judíos prevé conmemorar esta tarde lo que consideran la reunificación de la ciudad, que para los palestinos supuso el inicio de la ocupación.

En un estado de enorme tensión, se espera que la marcha que reúne a miles de colonos israelíes extremistas que corean consignas contra los palestinos, sea la causante de mayor violencia en los territorios ocupados.

Con el objetivo de reprimir aún más a los palestinos, el Ejército israelí envió refuerzos a Cisjordania. Tres batallones fueron enviados a Cisjordania el domingo y otros cuatro ya están desplegados en la zona desde el comienzo del Ramadán, incrementando el número de soldados israelíes unos miles más que lo habitual en esta ciudad ocupada.

Proyección de la comunidad internacional

Por su parte, la comunidad internacional y el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) han condenado las agresiones de Israel. Este último organismo convocó a una sesión de emergencia este lunes por la mañana para discutir el tema.

Previamente, el secretario general de la ONU, António Guterres, expuso su “profunda preocupación” por la continua violencia en la ocupada Jerusalén Oriental Al-Quds, pidiendo que Israel cese la demolición de viviendas palestinas y el desalojo de sus propietarios.

Estados Unidos también manifestó una “seria preocupación” por el desplazamiento de palestinos de sus hogares en el barrio de Sheikh Jarrah. Al tiempo que, Gran Bretaña, Alemania, Turquía, Jordania y otros lugares, manifestantes salieron a las calles como muestra de solidaridad con el pueblo palestino.

Las naciones islámicas también reaccionaron a los acontecimientos. El primer ministro de Irak, Mustafá Al-Kadhimi, denunció la represión de Israel y dijo que los palestinos tienen derecho a permanecer en Sheikh Jarrah.

Igualmente, el ministro de Relaciones Exteriores de Siria, criticó los desalojos en el vecindario y lo llamó acto de “agresión pecaminosa” y “agresión descarada y cruel contra los palestinos sin brazos”.

Además, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Turquía y Pakistán expresaron condenas y llamados a reducir las tensiones entre Israel y Palestina.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores palestino confirmó que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebrará este lunes una reunión a puerta cerrada para abordar la situación, ante el aumento de las tensiones por la represión de las protestas contra los desalojos previstos en el barrio de Sheij Jarrá, en Jerusalén Este.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.