• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Rodrigo Sbarra enfrentó un proceso por corrupción cuando un sobre con 10.000 dólares fue encontrado en su despacho.

Rodrigo Sbarra enfrentó un proceso por corrupción cuando un sobre con 10.000 dólares fue encontrado en su despacho. | Foto: Diario Cuarto Poder

Publicado 18 marzo 2020


Blogs



La acusación recae sobre Rodrigo Sbarra, así como otros integrantes de los equipos del exministro de la Producción Francisco Cabrera y del exsecretario de Trabajo  Dante Sica, miembros del gabinete ministerial del expresidente Mauricio Macri.

Rodrigo Sbarra, quien fuera secretario de coordinación del extinto Ministerio de la Producción de Argentina durante el Gobierno de Mauricio Macri, tendrá que responder ante la ley por haber montado junto con otros exfuncionarios y allegados un sistema de desvío de fondos.

LEA TAMBIÉN:

Chile decreta estado de catástrofe ante crisis sanitaria

Sbarra enfrentó un proceso por corrupción cuando un sobre con 10.000 dólares fue encontrado en su despacho durante la gestión que realizó, con el que debía pagar un lote en Nordelta, localidad situada al norte de la provincia de Buenos Aires, que nunca declaró como un primer pago de 80.000 dólares, entre otros delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

La actual denuncia la formula el diputado Rodolfo Tailhade (Frente de Todos), en la que describe el funcionamiento de un sistema de recaudación ilegal durante el período de Sbarra al frente de la Secretaría de Coordinación.  

También, quedó bajo sospecha el exsubsecretario Sebastián Bideberripe, junto con más integrantes de los equipos del ex ministro de la Producción Francisco Cabrera y del exsecretario de Trabajo Dante Sica.

La denuncia de Tailhade declara un grupo de empresas vinculadas con el ex funcionario, y utilizadas para supuestos desvíos. Al frente de la nueva imputación  se encuentra el fiscal federal Jorge Di Lello. 

 

De acuerdo con las declaraciones de Di Lello la acusación plantea dos mecanismos posibles para el lavado de dinero.

Uno es “la contratación de personas que no cumplían funciones y entregaban el 70 por ciento de lo facturado a la organización, utilizándose como marco legal los convenios que la cartera firmó con (la consultora) CEDYAT y la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires”.

El otro: “El pago de facturas a proveedores privados, por bienes y servicios sobrefacturados o directamente inexistentes, que implicarían retornos, en los términos del denunciante. En estas acciones operarían Sociedades Anónimas Simplificadas de los propios funcionarios”.

Según el documento presentado por Tailhade, Sbarra y Bideberripe recaudaban fondos bajo la orden de uno de los hombres de mayor confianza de Cabrera, Ignacio Pérez Rivas, jefe del gabinete del extinto ministerio. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.