• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según estudios realizados en EE.UU., el uso de este tipo de arma ha provocado la muerte en el país de unas 500 personas desde 2002.

Según estudios realizados en EE.UU., el uso de este tipo de arma ha provocado la muerte en el país de unas 500 personas desde 2002. | Foto: EFE

Publicado 8 enero 2019

Organizaciones de derechos humanos han advertido que esta medida del Gobierno de Mauricio Macri puede usarse como elementos de tortura en el país.

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, anunció esta semana que el Gobierno de Mauricio Macri aprobó la compra de 300 armas eléctricas marca Taser, que serán entregadas las fuerzas policiales para "combatir la inseguridad" en el país.

Este anuncio desencadenó el rechazo de varias organizaciones defensoras de los derechos humanos por considerar que la medida pretende aumentar la fuerza represiva del Estado al implementar armas para usarse como "elementos de tortura".

La empresa internacional ha vendido al Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) una 580.000 armas. Sin embargo, medios locales han reportado que, según estudios realizados, estas armas han causado unas 500 muertes en todo el país desde el 2002.

Por su parte, la Universidad de Indiana publicó un estudio que revela las graves consecuencias que provocan estas armas, como parálisis muscular, ataques cardíacos, deterioro cognitivo a corto plazo, entre otras.

“Estamos en contra de cualquier elemento de tortura, la taser (arma) está ideada y desarrollada como elemento de tortura. No existe un arma que no sea letal. Es una pistola que tiene la prohibición de ser empleada contra embarazadas, menores de edad, cardíacos", aseguró el abogado de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), Ismael Jalil.

Jalil dijo que esta acción “pone en riesgo la vida de una franja social importante. Además, se pone en manos de un policía que está en condiciones del uso más violento de cualquier arma. Sería una locura que se acreciente el poder del Estado con un elemento semejante”.

Durante su gestión como alcalde de Buenos Aires, Macri intentó dotar a la Policía con estas armas eléctricas, pero organizaciones defensoras de derechos humanos demandaron la propuesta de la Alcaldía y la medida no procedió.

Ante las nuevas medidas gubernamentales en materia de Seguridad, el rechazo entre los argentinos ha crecido al considerarlas como "cortinas de humo" para ocultar la crisis económica que vive el país suramericano.

>> Aumentan casos de gatillo fácil en Gobierno de Mauricio Macri


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.