• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La indigencia aumentó 6.7 por ciento al cierre del año pasado.

La indigencia aumentó 6.7 por ciento al cierre del año pasado. | Foto: EFE

Publicado 28 marzo 2019

Una persona adulta en Argentina necesitó 489 dólares para no ser pobre y 197 para no ser indigente, según el Inec. 

La pobreza en Argentina durante el segundo semestre de 2018 alcanzó al 32 por ciento de la población y solo en un año creció 6.3 puntos porcentuales, así lo revela un informe del Instituto de Estadísticas y Censos (Inec). El documento indica que una familia de cuatro miembros necesita 614 dólares mensuales para no caer por debajo del umbral de la pobreza. 

LEA TAMBIÉN: 
Índice de pobreza en Argentina sigue aumentando

Esta cantidad aumentó en febrero un 4.3 por ciento; y la canasta básica total subió en 59.1 por ciento interanual. Por otra parte, la indigencia también demostró un comportamiento ascendente: se ubicó en 6.7 por ciento; es decir, 1.9 puntos por encima del mismo semestre.  

El informe estuvo basado en los hábitos de consumo reflejados en la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares realizada entre 1996 y 1997. Otras cifras se refieren al encarecimiento de la canasta básica total y la canasta básica alimentaria. La primera que perfila la línea de pobreza aumentó entre febrero de 2018 y el presente año en un 59,1 por ciento. Mientras que la segunda, subió en un 57,2 por ciento, en el mismo periodo.

La inflación de estos rubros fue superior a la inflación a nivel nacional. El Inec estima que fue del 52,1 por ciento. Estas cifras se traducen en que una persona adulta en Argentina necesitó 489 dólares para no ser pobre y 197 para no ser indigente.

Frente a las cifras de pobreza e indigencia en Argentina, difundidas en 2018, que indicaban un 27,7 por ciento de pobres y un 4,9 por ciento de indigentes, el presidente Mauricio Macri aseguró que el incremento se debía a una turbulencia que sería revertida los últimos meses del año. Pero el programa de mega ajuste impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) contrajo una parálisis en la actividad económica. Esto se tradujo en la destrucción de puestos de trabajo y en un mayor traspaso de empleo a la informalidad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.