• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La presidencia de Macri ha estado marcada por promesas fallidas en cuatro años.

La presidencia de Macri ha estado marcada por promesas fallidas en cuatro años. | Foto: Reuters

Publicado 22 octubre 2019

Aunque su mayor desventaja ante los electores argentinos será el costoso préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por más de 57 mil millones de dólares.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien busca su reelección en los comicios generales del próximo domingo 27 de octubre, llega a esta justa electoral con una imagen deteriorada ante la insistencia de no reconocer sus errores y atribuirle al kirchnerismo los males del país.

LEA TAMBIÉN:

Duelo entre Fernández y Macri centra debate en Argentina

Aunque su mayor desventaja ante los electores argentinos será el costoso préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por más de 57 mil millones de dólares, que lastró su Gobierno ante una población que rechazó las severas medidasd de ajuste.

No obstante el préstamo, en el 2018, la inflación fue de 47.6 por ciento, y hasta mayo los precios sumaban un alza de 19 por ciento, mientras que para el 2019 el FMI proyecta que la recesión persista con una contracción de 1.2 por ciento.

Otra hecho adverso a Macri, es que gane quien gane el 27 de octubre, Argentina no podrá devolver el dinero entre 2021 y 2023, como estaba estipulado, ni podrá devolver la totalidad de lo prestado.

No obstante, Macri, nacido en 1959 en Buenos Aires, apuesta por quedar en segundo lugar en la votación y forzar un balotaje contra el candidato puntero, del Frente de Todos, Alberto Fernández.

De profesión ingeniero, Macri un notable empresario y dirigente político, incursionó en la política en 2003 y  años después se presentó a las elecciones para Gobernador de Buenos Aires, postulado por el Frente Compromiso por el Cambio, una alianza del Justicialista y otra partidos pequeños.

El presidente argentino es el mayor de seis hermanos, y es hijo de Alicia Blanco Villegas y del empresario italiano Franco Macri, nacionalizado argentino y exlíder del Grupo Macri-SOCMA, uno de los más importantes grupos económicos del paìs suramericano.

Sin embargo, su padre ha sido señalado como un empresario que se enriqueció haciendo negocios con el Estado durante la época de la dictadura miltar.

En su carrera política, Macri fue diputados nacional por la ciudad de Buenos Aires y fungió como jefe de Gobierno de la capital por dos periodos, de 2007 a 2015, año en que ganó la presidencia del país.

Cuando se publicaron los documentos de Panamá en 2016, que muestran la propensión de figuras prominentes a poner su dinero en jurisdicciones evasoras de impuestos, Macri fue nombrada como parte de los documentos filtrados.

La presidencia de Macri ha estado marcada por promesas fallidas en cuatro años, desde pobreza cero cuando llego a la Casa Rosada a un 35.4 por ciento la cantidad de personas que viven debajo de la línea de la pobreza en 2019

En la actualidad, 15.9 millones de personas están en el nivel de pobreza, 3.8 millones más que en 2018.
El desempleo creció exponencialmente, sólo en 2018, 190 mil trabajadores se quedaron sin trabajo, para sumar 1.7 millones desempleados en el último cuatrimestre del año pasado, la cifra  más alta desde 2005.

Sin embargo, Macri espera forzar una segunda vuelta, pero debe sumar casi tres millones de sufragios de los que alcanzó en las pasadas elecciones primarias, cuando Fernández lo supero ampliamente en forma sorpresiva, al mismo tiempo los votos para el aspirante del Frente de Todos deben  bajar.

El binomio Alberto Fernández-Cristina Fernández se impuso por 15.57 puntos sobre la fórmula Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto. Los resultados le otorgaron a Frente de Todos el 47.65 por ciento, mientras que Juntos por el Cambio alcanzóel 32.8 por ciento.

Hay balotaje si entre las dos fórmulas más votadas, el ganador no supera el 40 por ciento o si el candidato con mayor cantidad de votos consigue entre el 40 y el 45 por ciento, pero la ventaja sobre el segundo candidato es de 10 punto porcentuales o menos.

No hay balotaje si el candidato ganador obtiene más del 45 por ciento de los votos afirmativos en la primera vuelta o si el ganador no llega al 45 por ciento de los votos afirmativos, pero sí más del 40 y tiene una diferencia mayor a 10 por ciento con respecto al segundo.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.