• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Reyvis Henrríquez y su pareja lograron escapar del ataque, pero sufrieron varios golpes.

Reyvis Henrríquez y su pareja lograron escapar del ataque, pero sufrieron varios golpes. | Foto: Página 12

Publicado 5 septiembre 2019





Los dos jóvenes pidieron acceso a las cámaras de seguridad para identificar a los agresores, pero la policía deberá solicitar permiso a la fiscalía.

Una pareja homosexual fue agredida la madrugada del sábado por siete hombres en la esquina de Córdoba y Bulnes, en Palermo, Argentina. Los jóvenes presentaron una denuncia y esperan conseguir que los agresores no queden impunes.

LEA TAMBIÉN:

La homofobia y transfobia siguen cobrando víctimas en América Latina

“Es bastante indignante que todavía sigan pasando estas cosas en un país donde existen el matrimonio igualitario y otros derechos (para la comunidad LGBT)”, dijo Reyvis Henrríquez, uno de los jóvenes atacados.

Todo ocurrió el sábado cuando Reyvis Henrríquez y su pareja, Luis Martín, volvían a casa después de una fiesta en Recoleta. “Íbamos caminando por Córdoba en sentido a Medrano. Estábamos hablando tranquilamente, agarrados de la mano”, contó el joven.

/>

A la altura de la calle Mario Bravo, se dieron cuenta de que un grupo de hombres los estaba siguiendo. “Caminaban en fila, con cierta distancia entre ellos y todos con capucha. Nos resultó muy raro”, relató Henrríquez, de nacionalidad venezolana.

La pareja  intentó tomar distancia y buscó cruzar la calle en la esquina de Córdoba y Bulnes. Sin embargo, como la luz del semáforo estaba en rojo, no pudieron cruzar y en ese momento “se nos vinieron encima”.

Henrríquez contó que, después de la patada en el ojo, se tambaleó y, apenas cambió la luz del semáforo, “Luis, mi pareja, me jaló de la mano”. Los dos cruzaron y se quedaron quietos, llorando, en la vereda de enfrente. “Ellos nos estaban insultando, nos gritaban ‘marica’, ‘putos’. Estaban buscando problema”.

La tarde del sábado, los jóvenes decidieron ir a hacer la denuncia a la Comisaría N° 5 de la Policía de la Ciudad. Según Henrríquez, al principio los agentes no querían tomarle la denuncia. Al final, la policía tomó la denuncia, que quedó tipificada como “lesiones leves”.

Además, los jóvenes pidieron tener acceso a las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona para identificar a los agresores, pero la policía necesita deberá solicitar permiso a la fiscalía.

“Hace falta más concientización de la sociedad para que estas cosas no sigan pasando. Así nos podamos casar y tener otros derechos, todavía nos siguen matando, siguen matando chicas y chicos trans y la gente todavía no se entera. Eso es lo que me indigna, que sigan pasando estas cosas acá”, dijo Henrríquez.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.