• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Preocupa a la OMS la superposición del nuevo brote de Ébola con la pandemia de Covid-19.

Preocupa a la OMS la superposición del nuevo brote de Ébola con la pandemia de Covid-19. | Foto: EFE

Publicado 7 agosto 2020


Blogs



Es el onceno brote de la enfermedad en el país desde su primera manifestación en la década del 70 del pasado siglo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que desde que se declaró el brote de Ébola en la República Democrática del Congo (RDC), el pasado 1 de junio, 32 personas han muerto y 74 han sido contagiadas.

LEA TAMBIÉN

África acumula 992.710 casos confirmados de la Covid-19

De los 74 casos, 70 han sido corroborados en los laboratorios y cuatro son probables, toda vez que 28 pacientes se han curado, matizó la oficina de la OMS para África en su cuenta oficial de la red social Twitter, al divulgar datos vigentes hasta este miércoles.

"Este es todavía un brote muy activo y yo diría que causa aún una gran preocupación", admitió recientemente el director de Emergencias Sanitarias de la agencia de la ONU, Mike Ryan.

La undécima epidemia de esta enfermedad, altamente contagiosa, que sufre la RDC afecta a Mbandaka, la capital de la provincia de Ecuador, en el noroeste del país, con una población de más de 1.000.000 de habitantes.

Esa zona ya sufrió el noveno brote del virus del Ébola entre mayo y julio de 2018, cuando se registraron 54 casos, entre ellos 33 muertos y 21 supervivientes.

Las autoridades congoleñas proclamaron el pasado 25 de junio el fin de la décima epidemia, que desde el 1 de agosto de 2018 afectó tres provincias del noreste del país (Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri), con un balance de 3.463 casos, 2.280 fallecidos y 1.171 supervivientes, según las últimas cifras emitidas por la OMS.

Esta epidemia fue la peor de la historia de la RDC y la segunda más grave del mundo, después de la que asoló el occidente de África de 2014 a 2016, en la que fallecieron unas 11.300 personas y hubo más de 28.500 casos, aunque esas cifras son catalogadas por la OMS como conservadoras.

La enfermedad, descubierta en la RDC (entonces Zaire) en 1976, se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados.

Causa hemorragias graves y puede alcanzar una tasa de mortalidad del 90 por ciento. Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa, y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.