• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La canciller alemana ha reconocido las dificultades, pero descarta gobernar en minoría, lo que puede suceder si no llega a un acuerdo con el SPD.

La canciller alemana ha reconocido las dificultades, pero descarta gobernar en minoría, lo que puede suceder si no llega a un acuerdo con el SPD. | Foto: EFE

Publicado 4 febrero 2018

La canciller alemana reconoce que existen "cuestiones importantes por resolver" en las conversaciones con el partido SPD, pero apuesta por un acuerdo.

La canciller alemana Ángela Merkel, sostuvo este domingo que el bloque conservador que lidera, la Unión Cristianodemócrata (CDU, por su sigla en alemán) enfrenta unas duras conversaciones con el partido Socialdemócrata (SPD), en la búsqueda para formar un Gobierno de coalición, al tiempo que señaló que no estaba claro cuándo se podrían cerrar las negociaciones.

"Todavía quedan cuestiones importantes por resolver (...) Entro en las negociaciones de hoy con buena voluntad, y a la espera de hablar de cuestiones serias", declaró Merkel antes de entrar en la sede del SPD, escenario definitivo de las conversaciones.

>> Líderes retoman pláticas para formar Gobierno en Alemania

Los dos partidos buscan sellar este acuerdo para renovar la "gran coalición" que gobierna la nación desde 2013. Ambas partes alcanzaron acuerdos sobre energía y agricultura el sábado, pero quedaron puntos importantes sin resolver.

Merkel, que busca asegurar su cuarto mandato con el apoyo del SPD, afirmó que negocia “con buena voluntad, pero espero que tengamos unas negociaciones difíciles”.

Por su parte, el líder del partido Socialdemocráta, Martin Schulz, indicó que las partes se habían acercado en los últimos días en muchos asuntos, pero seguían enfrentados sobre los alquileres, la demanda de su partido de acabar con los contratos de duración determinada para los trabajadores y su llamamiento a sustituir el sistema sanitario publico-privado alemán por otro con un seguro único para todos.

Muchos de los 443.000 socios que integran este partido son opuestos a formar otra coalición con Merkel, tras registrar el SPD su peor resultado electoral desde la posguerra. Quienes se oponen le reprochan a Schulz que incumpliera sus promesas de orientar el partido hacia la izquierda y de no negociar con Merkel.

“Tenemos que negociar muy intensamente hoy y creo que son posibles los acuerdos, pero que aún no se han alcanzado”, afirmó Schulz.

En caso de no haber acuerdo, Merkel estaría abocada a gobernar en minoría, algo que la canciller descartó en su momento, o a volver a hablar con verdes y liberales para evitar la repetición de las elecciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.