• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En Managua (capital) se encuentran el canciller boliviano Diego Pary, así como su homólogo venezolano Jorge Arreaza y otros representantes de la región.

En Managua (capital) se encuentran el canciller boliviano Diego Pary, así como su homólogo venezolano Jorge Arreaza y otros representantes de la región. | Foto: Cancillería de Venezuela

Publicado 14 noviembre 2019



El canciller de Bolivia, Diego Pary, denunció ante los países miembros del ALBA-TCP que el golpe de Estado de Bolivia era parte de la agenda de la derecha desde antes de las elecciones.

El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) se reunió este jueves en Nicaragua para discutir sobre el golpe de Estado contra el presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales.

LEA TAMBIÉN:

ALBA-TCP condena infame golpe de Estado en Bolivia

La VIII Reunión Extraordinaria del Consejo Político del ALBA-TCP emitió una declaración final, en la que condenó el golpe de Estado promovido por la ultraderecha boliviana. 

"Adoptamos la disposición de Evo Morales de regresar al país y convocar a un gran diálogo nacional como vía política para restituir la paz y el orden institucional", dijo el canciller venezolano Jorge Arreaza en la lectura de la declaración final.

Al inicio de la sesión, el canciller de Bolivia, Diego Pary, denunció ante los países miembros del ALBA-TCP que el golpe de Estado de Bolivia no se fraguó el día de las elecciones (20 de octubre), sino que ya era parte de la agenda de la derecha desde antes de los comicios.

"El tema del fraude electoral, la segunda vuelta, nuevas elecciones, solo fueron falsos argumentos que usó la derecha boliviano para consumar el golpe de Estado".

Asimismo, detalló que el golpe de Estado se consumó el 10 de noviembre con la "sugerencia" de las Fuerzas Armadas (FFAA) y la Policía Nacional Boliviana al presidente Evo Morales de presentar su renuncia. Esto ocurrió cuando ya el país se encontraba sumido en una ola de violencia, liderada por los opositores Luis Fernando Camacho y Carlos Mesa, quienes usaron la excusa de un supuesto fraude para sacar a las calles grupos de choque que atentaron contra la población indígena y funcionarios gubernamentales.

"Denunciamos el golpe de Estado que vive el país fue orquestado por el candidato Carlos Mesa, por el dirigente cívico Camacho, la Policía y las Fuerzas Armadas", explicó.

En este sentido, Pary hizo un llamado a la comunidad internacional a repudiar esta alteración del orden constitucional de Bolivia y a desconocer el gobierno ilegítimo de la senadora Jeanine Áñez.

También pidió respeto a la vida y derechos humanos de los miles de bolivianos que se encuentran movilizados contra el golpe de Estado.

Además, el canciller boliviano recordó que con la presidencia de Evo Morales, Bolivia logró la soberanía social y un Estado Plurinacional que dignificó a los sectores más excluidos de la sociedad boliviana.

"En lo económico hemos alcanzado niveles de desarrollo sin precedentes, hemos pasado de ser catalogado de ser inviable a ser un país con el mayor crecimiento político de la región", dijo.

Por su parte, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, aseveró que los miembros del ALBA-TCP "pretendemos salir hoy no solo con una denuncia y declaración, si con una serie de acciones en el ámbito de la diplomacia".

"No es casualidad que Bolivia tengan un mar de litio en su subsuelo y reservas de gas, que sus recursos fueran nacionalizados y a partir de allí inició un proceso de estabilidad económica y política, se logró que millones de bolivianos salieran de la pobreza, ejemplo para los pueblos de Nuestra América", enfatizó Arreaza.

Mientras que la viceministra de Exteriores de Cuba, Ana Teresita González, denunció el rol de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el golpe de Estado y aseveró que este no fue solo contra Bolivia "ha sido un asalto contra los pueblos originarios de nuestra América".

Antes del inicio de la sesión, el canciller de Nicaragua le reiteró el respaldo de su Gobierno al mandatario Morales y el contundente rechazo a la violencia que se registra en la nación suramericana.

"Le hemos expresado nuestra solidaridad militante, permanente ante una situación que ya nuestro Gobierno ha denunciado, ha condenado, como es el golpe de Estado al Gobierno constitucional del presidente Evo Morales", indicó.

Por su parte, el diplomático boliviano manifestó el agradecimiento enviado por el Ejecutivo y reiteró la importancia de defender las luchas sociales de los pueblos.

"Todo el apoyo de los pueblos de nuestra América, de los pueblos de Latinoamérica y el Caribe es muy importante para que Bolivia pueda retomar nuevamente el rumbo democrático", acotó.

Nicaragua con Evo Morales y el pueblo boliviano


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, intervino este jueves tras la declaración final del ALBA-TCP y reiteró el rechazo de su Gobierno al golpe de Estado contra el presidente legítimo Evo Morales, enfatizando que los pueblos de la región no permitirán que les roben los logros alcanzados.

"Somos un solo puño en esta gran batalla que hemos venido librando y vamos a seguir librando, con la certeza de que la victoria es de los pueblos", aseveró.

Además, refirió que lo ocurrido en Bolivia fue "una trampa bien montada" que desencadenó el golpe. "No es nada improvisado (...) Todo estaba planeado, organizado y dirigido por Estados Unidos para mantener la fortaleza de la industria militar y el poderío económico, la posibilidad de hacerse dueños de las riquezas del mundo".

Ortega rememoró las diversas luchas que emprendieron los pueblos latinoamericanos para defender sus derechos de quienes intentaron oprimirlos, advirtiendo que estas acciones podrían regresar si intentan violar sus conquistas sociales y el desarrollo obtenido durante gobiernos progresistas.

El jefe de Estado también destacó la valentía de los pueblos de Cuba y Venezuela, naciones que se han enfrentado al bloqueo y sanciones ilegales impuestas por EE.UU. para perjudicar a sus pueblos con el fin de obligar un cambio de Gobierno inconstitucional.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.