• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Activistas proaborto se manifestaron a las afueras del Senado de Alabama.

Activistas proaborto se manifestaron a las afueras del Senado de Alabama. | Foto: Reuters

Publicado 15 mayo 2019

El proyecto de ley destacó que más de 50.000.000 de bebés han sido abortados en los Estados Unidos desde 1973, comparando este hecho con los campos de exterminio alemanes o el genocidio de Ruanda. 

La gobernadora del estado de Alabama, Estados Unidos, Kay Ivey, firmó este miércoles la nueva y restrictiva ley contra el aborto que prohíbe todos los casos, incluso por violación o incesto, salvo cuando el embarazo ponga en riesgo la salud de la mujer. 

LEA TAMBIÉN:
Más de 300 palestinos han sido asesinados en Marchas del Retorno

La nueva legislación convierte esta práctica en un delito grave que estipula una sentencia máxima de 99 años de cárcel para los médicos que la lleven a cabo, así como una pena de hasta 10 años de prisión para quienes intenten abortar.

La ofensiva de los estados conservadores contra el aborto alcanzó de esta manera un nuevo récord con la aprobación por parte del Senado de Alabama. La normativa de este caso va más allá que las llamadas “leyes del latido” aprobadas en los últimos meses en otros estados conservadores del sur y medio Oeste de Estados Unidos pero cumple el mismo propósito que prohibir abortar desde las seis semanas de embarazo, un plazo en el que muchas mujeres ni saben que están embarazadas: elevar el asunto hasta el Tribunal Supremo con la esperanza de que su nueva mayoría conservadora dé marcha atrás en la decisión de 1973 de legalizar el aborto a raíz del paradigmático caso “Roe contra Wade”.

"Hoy firmé la ley de protección de la vida humana de Alabama. Para los proyectos de ley muchos partidarios, esta legislación se erige como un poderoso Testamento de la creencia profunda de los alabamianos de que toda vida es valiosa y que toda vida es un don sagrado de Dios", así informó la gobernadora de Alabama la decisión de este miércoles.  
 

“Esta ley quiere impugnar Roe contra Wade y proteger las vidas de los no nacidos, porque un no nacido es una persona que merece amor y protección”, dijo la legisladora republicana Terri Collins, ponente de la ley. El Senado de Alabama no ha hecho sino “expresar la voluntad de la gente, que es proteger la santidad de la vida”, expresó el líder de la mayoría republicana en la cámara, Greg Reed.

La ley salió adelante por 25 votos a favor, todos, de senadores varones republicanos; y 6 en contra, después de cuatro horas de debate sobre el derecho del Gobierno a decidir sobre el cuerpo de una mujer que se inició con advertencias sobre el riesgo de “ocupar el lugar de Dios” permitiendo interrumpir un embarazo.

La enmienda presentada por los demócratas para autorizar el aborto en los supuestos de violación o incesto fue rechazada tras obtener 11 votos a favor y 21 en contra. “Si es una vida, no puede haber excepciones”, según el vicegobernador del estado, Will Ainsworth.

En su argumentación, el proyecto destaca: "Más de 50.000.000 de bebés han sido abortados en los Estados Unidos desde la decisión de Roe en 1973, más de tres veces el número de muertos en los campos de exterminio alemanes, purgas chinas, gulags de Stalin, campos de exterminio de Camboya y el genocidio de Ruanda en conjunto".

De esta manera, Alabama se convierte en la decimosexta entidad en introducir restricciones al aborto desde el inicio de este año, pero este proyecto de ley, que compara el aborto con el Holocausto, le otorgaría al estado las restricciones más severas contra el aborto en EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.