• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El acuerdo establecerá el escenario para la retirada de las tropas estadounidense, con miras a terminar la guerra más larga en la historia de EE.UU.

El acuerdo establecerá el escenario para la retirada de las tropas estadounidense, con miras a terminar la guerra más larga en la historia de EE.UU. | Foto: Twitter @AbuHamkar (Foto referencial)

Publicado 22 febrero 2020





Afganistán suma más de 10.000 víctimas civiles por sexto año consecutivo: al menos 3.403 civiles murieron y casi 7.000 resultaron heridos en el país en 2019, según un estudio de la ONU.

Afganistán inició este sábado una tregua que debe durar en principio una semana, tras la cual Estados Unidos y los talibanes prevén firmar, el 29 de febrero, un histórico acuerdo que allanaría el camino para terminar con la guerra más larga emprendida por el ejército estadounidense.

LEA TAMBIÉN:

Ghani es reelecto presidente de Afganistán

El secretario de Estado, Mike Pompeo, confirmó ayer viernes que Washington y los talibanes llegaron a un acuerdo para comenzar una "reducción de la violencia" de una semana en Afganistán.

Por su parte, el portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, manifestó que ambas partes invitarán a representantes de alto rango a participar en la "ceremonia de firma" del acuerdo de paz.

El acuerdo exige el fin de los ataques en todo el país, incluidos bombardeos en carretera, ataques suicidas y ofensivas con cohetes entre las fuerzas talibanes, afganas y estadounidenses.

Los talibanes emitieron un comunicado el viernes por la noche en el cual notificaron que su consejo militar ha ordenado a los comandantes y gobernadores que detengan todos los ataques contra fuerzas extranjeras y afganas. 

Tal convenio establecería el escenario para la retirada de las tropas estadounidenses y el final de la guerra más larga en la historia de Estados Unidos, iniciada hace más de 18 años con la invasión de Afganistán el 7 de octubre de 2001. 

El convenio, que entró en vigor a la medianoche hora local del viernes, se produce después de más de un año de conversaciones entre representantes talibanes y estadounidenses.

En un discurso televisado, el presidente afgano Ashraf Ghani anunció que la reducción de la violencia comenzaría a la medianoche hora local del viernes (19:30 GMT). El ejército "permanecerá en estado de defensa activa durante la semana".

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Afganistán, Jawed Faisal, indicó que las fuerzas afganas están listas para implementar el plan de reducción de la violencia. "Esperamos que los talibanes reduzcan la violencia según los compromisos", añadió.

El ministro afgano de Defensa, Asadullah Khalid, y el jefe del Ministerio del Interior,  Massoud Andrabi, en rueda de prensa en Kabul indicaron que se hace un monitoreo constante para comprobar la reducción de la actividad armada en el país.

En caso de que los talibanes no cumplan con sus compromisos durante este período, las Fuerzas de Seguridad y Defensa Nacional de Afganistán actuarán con resolución, afirmó por su parte el ministro en funciones del Interior, Massoud Andarabi.

"Todas nuestras operaciones ahora son defensivas.Hemos detenido nuestras operaciones ofensivas, pero aún estamos comprometidos a defender nuestras fuerzas ...", sostuvo Khalid.

Wasiq afirmó que las fuerzas de seguridad afganas "se han preparado completamente para esta fase" de reducción de la violencia, acordada entre la formación insurgente y Estados Unidos en Catar.

El Gobierno afgano considera este periodo de hostilidades reducidas de siete días como una prueba para verificar si los talibanes están realmente comprometidos con la paz, así como para probar si la cúpula insurgente tiene autoridad sobre sus soldados desplegados en el terreno.

Por otra parte, la Misión de las Naciones Unidas para Afganistán (UNAMA) indicó este sábado que la guerra en el país asiático dejó en 2019 al menos 3.403 muertos y 6.989 heridos entre la población civil, una reducción del 5 por ciento respecto a las cifras récord alcanzadas el año anterior. 

La UNAMA difundió el informe de 2019 sobre víctimas civiles en el conflicto afgano, en el que documentó que las cifras son las más bajas desde 2013.

"Esta reducción está principalmente determinada por el descenso en las víctimas civiles causadas por el Estado Islámico, que fue casi derrotado en 2019 por las fuerzas afganas en operaciones militares", afirmó la entidad

Desde 2009, la misión ha documentado la muerte de más de 35.000 civiles en el conflicto afgano. Sumados a los heridos, el total de víctimas civiles asciende a 100.000 en una década.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.