• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Como resultado del accidente, fallecieron 272 personas y quedó destruida la cuenca de Paraopeba. Los afectados son en su mayoría pescadores, agricultores, ribereños y comerciantes.

Como resultado del accidente, fallecieron 272 personas y quedó destruida la cuenca de Paraopeba. Los afectados son en su mayoría pescadores, agricultores, ribereños y comerciantes. | Foto: EFE

Publicado 1 diciembre 2020


Blogs



El objetivo de formar parte de todas las negociaciones relacionadas con el resarcimiento de los daños a las víctimas.

Las familias afectadas por la rotura de la represa de Brumadinho, Minas Gerais, Brasil exigieron este lunes participar en las decisiones que determinarán las compensaciones destinadas a ellas.

LEA TAMBIÉN:

Presidentes de Brasil y Paraguay se reúnen en Foz de Iguazú

Las víctimas, organizadas en el Movimiento de los afectados por represas (MAB por sus siglas en portugués) realizaron el reclamo a través de su cuenta oficial en Twitter en el que expresaron:

"El MAB a través de esta nota reafirma la preocupación por el acuerdo que ha realizado la empresa Vale por medio del gobierno de Minas Gerais y las instituciones de Justicia sobre el proceso de reparación integral resultante de la ruptura de la presa en Brumadinho", puntualiza la nota.

 A causa del accidente fallecieron 272 personas y quedó destruida la cuenca de Paraopeba. Las personas que sufrieron  el desastre, en el mes de febrero de 2019, ganaron el derecho a la asesoría técnica a través de una decisión judicial para garantizar la participación ciudadana en diversas situaciones, pero no fue suficiente.

Poco después también en febrero del propio año, el presidente de la empresa Vale, Fábio Schvartsman, afirmó que la compañía no puede ser condenada por la ruptura de la represa por mayor que haya sido la tragedia.

La presa minera es la encargada de transportar el mineral extraído de las regiones de Minas Gerais hacia el puerto de Tubaron en el Estado de Espírito Santo. Este no fue el único, en el año 2015 también ocurrió un incidente similar en la comunidad Mariana en Minas Gerais.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.